Como es natural en este bendito país, esto dolerá a muchos, confundirá a otros y alegrará a unos pocos, pero vamos a calmarnos todos. Nosotros prometemos hacerlo.

Para empezar, dejaremos para otro post nuestro arrebato contra el despiste de España a la hora de reconocer el valor de sus propios artistas (y sí, hemos usado la palabra “A” para referirnos a ellos) hasta que es demasiado tarde, para centrarnos en celebrar la escalada de Pxxr Gvng, Los Pobres, que parece que están llegando a donde muy pocos grupos españoles llegan: la fusión entre rap y high fashion streetwear que se consolida con los desfiles de Yung Beef ni más ni menos que para Pigalle y Hood By Air.

Pigalle es una marca parisina que empezó con una tienda en lo que hasta entonces era un red light district marginal y conflictivo. Con el tiempo, Stephan Ashpool ha ido subiendo el barrio de nivel a la par que crecía la popularidad de la marca, ganando el prestigioso premio ANDAM y convirtiéndose en una de las favoritas de A$AP Rocky entre otros, el rapper más fashionista del juego, con permiso de todos los que intentan estar al nivel.

En los últimos años Pigalle ha afianzado su relación con Nike, ha abierto su primera tienda en Japón, donde su popularidad no deja de crecer, ha convertido su logo en un icono del streetwear internacional y ha desarrollado proyectos sociales en el barrio. Entre ellos la construcción de una cancha de baloncesto en colaboración con la marca del Swoosh, en un solar adyacente a la tienda que, además de ser un cebo infalible para cualquiera con una cuenta de Instagram y un móvil en el bolsillo, es el punto de encuentro del equipo de baloncesto juvenil al que Ashpool mismo da clases y a los que se llevó recientemente a Filipinas para un intercambio cultural deportivo.

El desfile confirma el man crush que tienen Ashpool y Charaf Tajer con la banda a la que ya pudimos ver actuando en la block party organizada por el colectivo PPP (Pigalle + Le Pompon + Pain O choKolat) en el Moulin Rouge de París, donde Pxxr Gvng actuó junto a A$AP Rocky y otros artistas internacionales.

Hood By Air, de Shayne Oliver, es sin lugar a dudas una de las marcas más laureadas de Nueva York. Desde su nacimiento en 2006 hasta ahora, HBA ha ido creando un look propio adoptando estilos noventeros, camisetas oversize, logos y una gráficas crudas, combinándola con materiales de altísima calidad, abriendo el camino al estilo predominante de los últimos 5 o 10 años. HBA rompe constantemente las barreras de género, etnia y raza y se ha convertido en una de las preferidas en Colette y Opening Ceremony, además de ser vestida con orgullo por Kanye West, Rihanna, Ciara, Kendrick Lamar y A$AP Rocky.

Aquí puedes ver la colección entera presentada el viernes.

HBA

Las dos marcas han desfilado esta semana en París y el punto en común ha sido Beefie. Fernando, alias Seco, alias Yung Beef (sí, el que s’a follau a tu bix) ha conseguido en una semana lo que otros se pasan una vida intentando: una actuación con artistas internacionales y desfilar para dos de nuestras marcas preferidas de moda urbana.

Como ellos mismos lo anticipaban en una de las canciones de su primer álbum, están subiendo de nivel. Lo divertido ahora será sentarnos a ver las reacciones. Los foros se van a ahogar en su propio odio…