Primero fueron Ninja y Shroud, los dos mayores streamers de Twitch, los que se iban porque les había fichado Mixer para su plataforma. Luego vino Mark Zuckerberg con su talonario para fichar a un montón de creadores de contenido que estaban despuntando -pero que aún no eran demasiado famosos- y se los llevó a Facebook Gaming. Y, por si todo esto no fuera suficiente, ahora Youtube se ha hecho con un contrato de los importantes al conseguir cerrar con Activision Blizzard los derechos de todas las retransmisiones de sus eSports.

Y esto es un golpe duro, ya que hasta el momento era Twitch la plataforma encargada de albergar estos eventos. Concretamente, el acuerdo entre Youtube y Activison Blizzard incluye las emisiones de las tres grande ligas de la compañía actualmente, que son: Call of Duty League, Overwatch League, y la competitiva de “Hearthstone”.

Por supuesto, estas retransmisiones no son nada desdeñables, ya que desde la organización de la Overwatch League presumen de haber conseguido medias de 313.000 espectadores por minuto durante sus campeonatos en 2019. Y la Call of Duty League (que es una nueva competición) tiene como referente que su predecesora acumuló un total de 2.7 millones de horas vistas en Twitch, según The eSport Observer.

Y no acaba ahí la cosa, ya que YouTube firmó acuerdos de exclusividad con grandes creadores de Twitch como Jack “CouRage” Dunlop, Rachell “Valkyrae” Hofstetter, Elliott “Muselk” Watkins, y Lannan “LazarBeam” Eacott, los cuales ahora forman parte de la empresa de Google.

Estos movimientos son una declaración de intenciones por parte de Youtube que, hasta ahora, se había contentado con ser la plataforma líder en VOD (Vídeo Bajo Demanda). Pero que desde hace un tiempo tiene como objetivo conquistar nuevos horizontes, poniéndose como meta aumentar su cuota de espectadores en eventos en vivo.

Doron Nir, CEO de StreamElements, comentó a The Verge la importancia de hacerse con estas retransmisiones de eSports ya que “los eventos de deportes electrónicos son responsables de las mayores audiencias en los dos canales más vistos de Twitch en 2019, que son los de Riot Games y Overwatch League”.

Los informes dicen que las tres grandes plataformas aumentaron la cantidad de tiempo que la gente pasa viendo sus transmisiones en vivo, con YouTube pasando de los 293 millones de espectadores en el cuarto trimestre de 2018 a 334 millones en el mismo periodo de 2019. Para 2021, la compañía Newzoo predice que los deportes electrónicos tendrán una audiencia de 557 millones de personas, gracias a que aumentará su popularidad más allá de sus actuales fronteras.

El camino por la conquista del streaming parece pasar por los eSports y el fichaje de Activision Blizzard por parte de Youtube va a suponer un empujón, pero el camino que tiene la compañía de Sundar Pichai aún tiene muchos kilómetros por recorrer ya que la brecha entre Twitch y el resto de plataformas sigue siendo muy grande.