Los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss, quienes se disputaron con Mark Zuckerberg la idea original de Facebook, se han convertido oficialmente en los primeros multimillonarios gracias a su apuesta por la criptomoneda más famosa hoy día, acumulando más de mil millones de dólares en Bitcoins.

Estos hermanos se hicieron famosos gracias a Facebook. Estudiaron en Hardward  y es allí donde pensaron en crear una red social para la universidad, y de entre los programadores que contrataron uno de ellos era Mark Zuckerberg. Dos meses después nació Facebook. Unos cuantos años después, en 2009 los Winklevoss decidieron demandar a Mark Zuckerberg por robarles la idea pidiendo un total de 100 millones como compensación.

Así fue como los Winklevoss invirtieron 11 de los 65 millones de dólares que obtuvieron al ganar contra Zuckerberg en comprar Bitcoins en 2013.

Bitcoin es la criptodivisa de la que nadie deja de hablar estos últimos meses y que además últimamente solo alcanza nuevos récords. En aquel momento en el que los gemelos invirtieron parte de su fortuna, la criptomoneda cotizaba a unos $120 y ahora su valor se ha disparado por encima de $ 11.697,64, según indicaba este lunes Coindesk. Parece ser que cada vez más personas se animan a invertir en monedas con tecnología blockchain y mucho más después de ver lo que está ocurriendo con aquellas personas que apostaron por ellas desde un principio.

Los gemelos Winklevoss gestionan la plataforma de trading virtual ‘Gemini’ que lanzaron en 2015. Esta fue una de las primeras bolsas de monedas digitales regulada y licenciada en el mundo desarrollado que nace con el objetivo de crear un mercado regulado de bitcoin y equiparar sus reglas a las de cualquier divisa. La visión es proporcionar un lugar seguro que permita a cualquiera, desde operadores diarios a inversores institucionales comprar, vender y almacenar bitcoin.

“Queremos construir una bolsa que sea similar a Nasdaq o NYSE para las monedas digitales”, explica Tyler. “Queremos algo con lo que se sientan cómodos Wall Street y Main Street”.

Los gemelos convirtieron en su misión construir la infraestructura necesaria para asegurar la fe y la confianza de los inversores actuales y futuros, incluyendo operadores de venta, administradores de fondos institucionales y reguladores.

Lo que parece que tenían claro estos empresarios es que después del batacazo de Facebook, no estaban dispuestos a vivir un golpe similar y los bitcoin han terminado por darles el éxito que con la red social se les escapó.