Bjarke Ingels Group no para. Después del proyectazo de la Lego House en Dinamarca ha anunciado que se aventurará en otra nueva esfera: la educación 

BIG construirá una pequeña escuela de primaria llamada WeGrow, de uso compartido con las oficinas WeWork, enfocada en la educación cultural y aprendizaje práctico. 

Crédito: BIG

Para los que no conozcáis WeWork, se trata de una red global de espacios de trabajo para el crecimiento de empresas con espacios diseñados para promover la productividad y la flexibilidad repartidas en 21 países. Además, WeWork se está expandiendo rápidamente junto con sus nuevas empresas de educación y salud.

La intención del estudio es “deshacer la compartimentación que a menudo se encuentra en los entornos escolares tradicionales y reforzar la importancia de involucrar a los niños en un entorno interactivo“.

Crédito: BIG

Rebekah Neumann, socia fundadora de WeWork y directora de marca, ha descrito WeGrow como “una nueva escuela emprendedora y consciente comprometida a desatar las superpotencias de todos los niños”.

La naturaleza y el futuro son elementos claves para el diseño de la escuela. Las aulas serán modulares, habrá casas en árboles y portales digitales e incluso un huerto vertical diseñado para promover un entorno de enseñanza inclusivo y colaborativo. Los colores que se usarán serán neutros, para crear una atmósfera que facilite la concentración y el aprendizaje de los más pequeños.

Crédito: BIG

“Juguetón y transparente, pero hogareño y estructurado, WeGrow nutrirá la educación del niño a través de la introspección, la exploración y el descubrimiento”, dijo BIG, que tiene oficinas en Nueva York y Copenhague.

La inauguración de WeGrow está prevista para el próximo otoño y se ubicará en el barrio de Chelsea (Nueva York), dando la bienvenida a niños de entre 3 y 9 años. Además, las plazas estarán abiertas a los miembros, empleados y comunidades locales de WeWork, así como también habrá becas disponibles.