Está claro que lo que más le preocupa a Elon Musk es el transporte (ya sea fuera o en nuestro planeta).  The Boring Company, otra de sus empresas, trabaja en el desarrollo y la construcción de una red de transporte subterráneo a través de túneles por los que los vehículos transitarán. El objetivo principal es descongestionar las grandes ciudades y reducir el tiempo entre trayectos, pero lo que no sabíamos es que, además de vehículos, su equipo ha desarrollado un vehículo de transporte público para que también viaje a través de los túneles y, el pasado viernes, publicó las primeras imágenes en la web de la empresa.

Los vehículos (que recuerdan a los autobuses) serán grandes peceras con un espacio para albergar hasta 10 personas para circular tanto de pie como sentadas. Gracias al diseño de estas vainas al no necesitar ruedas (ya que viajarán sobre trineos eléctricos), permitirá ahorrar en los diámetros de los túneles y, como consecuencia, ahorrar material y tiempo de construcción.

Este sistema de trineos eléctricos (sí, no existe todavía otro nombre en español) permitiría viajar a 125 millas por hora (tanto a coches como a vainas), pudiendo recorrer la distancia entre Nueva York y Washington DC en solo 30 minutos. A diferencia de la combustión interna de los vehículos convencionales, estos, al ir sobre raíles eléctricos se convertirían en transporte de cero-emisiones.

Otro de los planes que tiene Musk en mente es que si añadieran una cápsula de vacío a esos trineos eléctricos, los vehículos se convertirían en vainas de Hyperloop, aumentando su velocidad a más de 600 millas por hora.