Es difícil seguirle el ritmo a Elon Musk y a cualquiera de sus compañías. El CEO de Tesla tiene siempre una excusa para salir en medios presentando algún nuevo diseño, invento u objetivo delirante para alguna de ellas. Mientras que hace poco Space X nos dejó a todos boquiabiertos (y bastante escépticos) con su plan para llegar a Marte en menos de 20 años y Tesla nos sorprendía con su nuevo hardware para hacer sus coches 100% autónomos, la compañía de coches eléctricos ha vuelto a la carga para volarnos la cabeza con una nueva disrupción: los paneles solares.

Lo sabemos, no hay tema de conversación que suene menos sexy que el de las placas solares, pero cuando veas el vídeo de lo que tiene preparado Musk para democratizar, popularizar y expandir el uso de la energía solar a todos los rincones del mundo, no solo vas a entender por qué hablamos de ellas, vas a querer mirar el catalogo.

El calentamiento global y la necesidad de dar la espalda al uso desmedido de los combustibles fósiles ha sido una obsesión de Musk desde el principio, y de hecho, como él mismo dice en la presentación de este nuevo producto, Tesla nunca ha sido una empresa de automóviles eléctricos sino una empresa con el objetivo de poner fin de una vez por todas a nuestra dependencia de los combustibles fósiles, para empezar a utilizar exclusivamente alternativas energéticas sostenibles. El problema que ha habido hasta ahora con la energía solar es que su instalación siempre ha sido cara, ocupaba demasiado espacio y estéticamente muy, pero que muy, pero que muy, muy, MUY poco atractiva y user friendly.

press_solar_home_3-0

Sí, esas tejas naranjas también son paneles solares

Elon Musk sabe que el primer paso para entrar en una nueva era energética empieza por satisfacer de manera sencilla, práctica y sobre todo estéticamente las necesidades de los consumidores. De hecho, una de las muchas similitudes que tienen él y Steve Jobs es su capacidad de anticiparse a las necesidades de los consumidores y satisfacerlas. Por eso Tesla ha diseñado estos nuevos paneles solares que parecen tejas de construcción convencional de alta calidad, para que nadie quiera llegar último a la transición energética. El objetivo era conseguir un techo solar que fuese más resistente, más aislante y más bonito, cuya instalación fuera más económica que la de un techo convencional y el consumo eléctrico de un hogar, y lo han conseguido.

Los tres paso para solucionar un problema

tesla-paneles-solares

Para conseguir hogares energéticamente independientes, Tesla necesitaba poder ofrecer lo siguiente: placas solares que recojan toda la energía posible durante las horas de sol, acumuladores de energía, es decir, los Powerwalls que hemos visto ya por todas partes y coches eléctricos que funcionasen de maravilla.


Con éstas placas de cuarzo, prácticamente irrompibles, que están tratadas con materiales que incluso derriten el hielo para los climas más fríos, la primera fase, que era la que más abandonada estaba, acaba de ser resuelta. Si todo sale según sus planes, no habría ningún motivo para que alguien que construya una nueva casa o vaya a instalar un nuevo techo, no opte por esta opción, lo que nos llevaría paulatinamente a un escenario en el que cada vez más y más hogares se volverían “solares”.

Y si a pesar de todo sigues sin saber por qué este hombre nos parece la persona más revolucionaria del Siglo XXI, pásate por aquí y encuentra otros 21 motivos para admirarle tanto como nosotros.