Las enormes pantallas informativas y de entretenimiento de los automóviles Tesla, serán ejecutadas por nuevos componentes de Intel, antes ejecutadas por chips de Nvidia.

Las versiones actualizadas de sus coches anteriores y el nuevo Modelo 3 de Tesla operarán con los nuevos módulos de procesamiento de Intel, según han confirmado personas familiarizadas con el acuerdo, que a su vez han pedido no ser identificadas. De momento Nvidia, Intel y Tesla se han negado a comentar sobre el acuerdo.

Los automóviles Tesla tiene cada vez más electrónica en su interior, por lo que el mercado automotriz es cada vez más importante para los fabricantes de chips. De hecho, la mayoría de los ingresos nuevos de estas empresas, provienen de los nuevos sistemas de panel que controlan el entretenimiento y la información para conductores.

Por ello, Intel (el mayor fabricante de chips del mundo) está esforzándose por reducir su dependencia de los ordenadores personales y persuadir a los fabricantes de automóviles para que necesiten sus potentes procesadores para que los vehículos sean capaces de tomar más decisiones por sí mismos.

Aunque Tesla sigue siendo uno de los fabricantes de automóviles más pequeños, (poco más de 76.000 vehículos en su último año financiero) está a la vanguardia de traer nueva tecnología al mercado.

El logro más grande que se otorgará a los fabricantes de chips será proporcionar el motor de computación que permita a los automóviles llegar a ser totalmente autónomos.