OpenSC, la nueva empresa desarrollada por WWF y BCG Digital, quiere que sepas no sólo lo que comes si no cómo ha llegado a tu plato.

La empresa rastreará la procedencia del bacalao patagónico (como primer alimento) y comprobará si se producen de forma sostenible y legal.

¿Cómo se producen los alimentos que comemos?

Se trata de un nuevo proyecto que utiliza tecnología de rastreo y localización para ver los movimientos de los alimentos a través de la cadena de suministro. Este tendrá como objetivo informar a los consumidores sobre si los artículos, como por ejemplo un plato de pescado consumido en un restaurante, se produjeron de manera legal y sostenible.

Códigos QR

Mediante un sencillo sistema de códigos QR. Con ellos, el consumidor podrá escanearlos con sus teléfonos móviles y OpenSC mostrará la información siguiente: dónde se capturó el producto, cuándo, su trayecto a lo largo de la cadena de suministro y garantizar que proviene de pesca sostenible certificada y no fue capturado dentro de un área marina protegida.

La plataforma OpenSC se centrará inicialmente en pescado y carne, pero pronto quieren dar el paso a que todo lo que se pueda comprar en un supermercado pueda ser rastreado utilizando su tecnología.

Para que este sistema funcione las empresas que se ocupan de los productos marinos deberán adjuntar una etiqueta digital en el momento de captura, otro durante el proceso de producción para después vincular estos productos a una plataforma blockchain.

El bacalao patagónico, un pez sobreexplotado, es un pez de aguas profundas, apreciado por los restaurantes de alta cocina y ha sido históricamente víctima de la caza ilegal.

Conocer mejor el origen los productos que compramos

Los consumidores también pueden usar OpenSC para aprender más sobre los productos que compran. David Carter, director ejecutivo de Austral Fisheries, dijo que la compañía estaba interesada en el proyecto OpenSC porque había tomado medidas para reducir su huella de carbono y quería que los consumidores pensaran sobre el impacto climático de los alimentos que compran.

“Vemos cómo el cambio climático afecta a nuestras pesqueras y queremos que nuestros productos sean un catalizador para las decisiones que los consumidores toman en relación con el clima”, dijo.

A pesar de que el bacalao es un producto de alta gama que lo consumidores promedio no pueden permitirse, los desarrolladores de esta plataforma quieren expandirse a mercados más grandes y están trabajando también en proyectos con industrias cárnicas.

Un ejemplo de cómo OpenSC rastrea un pez capturado en la naturaleza. Crédito: WWF-Australia

“La ambición aquí es abarcar todos los productos que afectan la degradación de este planeta, los derechos humanos y los derechos de los trabajadores”, dijo el CEO de OpenSC, Markus Mutz. “Creemos que la tecnología tiene el potencial de llegar por completo al mercado masivo […]”.

Dermot O’Gorman, CEO de WWF Australia, dijo que la idea era crear “un nivel completamente nuevo de transparencia sobre si los alimentos que comemos están contribuyendo a la degradación ambiental o la injusticia social como la esclavitud”.