@takashipom

Takashi Murakami es un artista japonés contemporáneo que trabaja en medios involucrando pintura, arquitectura  y escultura, además de moda, mercadería y animación. Conocido por acuñar el término ‘Super Flat’, que describe tanto las características estéticas de la tradición artística japonesa como la naturaleza de la cultura y sociedad japonesa de la posguerra, que también se usa para el estilo artístico propio de Murakami y el de otros artistas japoneses en los que ha influido.

Super Flat: imágenes planas y bidimensionales

La teoría plantea que existe un legado de imágenes planas y bidimensionales de la historia del arte japonés en manga y anime. Este estilo se diferencia del enfoque occidental en su énfasis en la superficie y el uso de planos planos de color. Super Flat también sirvió como un comentario sobre la sociedad japonesa de la posguerra en la que, según Murakami, las diferencias en la clase social y el gusto popular se han ‘aplanado’, produciendo una cultura con poca distinción entre el arte ‘alto’ y ‘bajo’.

DOB Meltdown

La teoría proporcionó el contexto para su trabajo y lo elaboró ​​con las exposiciones ‘Coloriage’ (2002, Fondation Cartier pour l’Art Contemporain, Paris) y ‘Little Boy: Las artes de la subcultura en Japón’ (2005, Japan Society, Nueva York). Estos ayudaron a introducir la cultura creativa menos conocida de Japón en el extranjero y tales proyectos se convertirían en una parte integral de la práctica artística multifacética de Murakami.

Las flores sonrientes de Murakami

Sus obras se han destacado por su uso del color, la incorporación de motivos de la cultura tradicional y popular japonesa, las superficies planas / brillantes y el contenido que podría describirse a la vez como “lindo”, “psicodélico” o “satírico”. Entre sus motivos recurrentes más conocidos se encuentran flores sonrientes, personajes icónicos, hongos, calaveras, iconografía budista y los complejos sexuales de la cultura otaku.

Estimulando su arte y la música

 Takashi nos sorprendió a todos cuando él, “El Andy Warhol japonés” anunció una colaboración con la artista Billie Eillish. La tecnología juega un papel importante en las creaciones de Murakami, y debido a que su arte a menudo presenta imágenes recurrentes, como globos oculares, hongos y flores, decidió llevar su arte al mundo de la música dirigiendo un videoclip para la canción ‘You should see me in a Crown’.

 You should see me in a crown (By Takashi Murakami)

Estos dos genios mezclaron sus artes. Billie con su música alternativa algo ‘dark’ y Takashi con su inmensa capacidad de relatar una historia con imágenes, colores y tecnología.

Al principio en el videoclip sale una animación de Billie cantando y moviéndose como hace ella (despacio, como si fuese un robot) pero a medida que va avanzando la canción no te esperas el inmenso “turn” que hace el videoclip. El vídeo animado tomó ‘8 meses desde el principio hasta el final’, dice Murakami, y agregó: “corrí a lo largo del proceso de producción con mi equipo de animación esforzándome por realizar la visión de Billie de una manera sin precedentes’.

En el vídeo se pueden ver las características flores sonrientes en tonos arco iris de Murakami, así como una versión sobrenatural de Eilish que preside una mini-ciudad antes de … ¿convertirse en una araña? A medida que sube el tempo de la música los fondos, los colores y ella animada se entremezclan perfectamente. Luego, el minuto 1:19 el vídeo se vuelve más ‘dark’ y complementa la personalidad de Billie con su música como la de Takashi con su arte. Puedes ver un preview aquí o la versión expandida que está solo en iTunes.

No es la primera vez que unifican sus visiones

 Takashi y Billie hicieron una sesión fotográfica extraordinaria para la revista Garage y, desde entonces, una amistad genuina entre una estrella del pop adolescente nacida en Los Ángeles y un artista contemporáneo japonés de 57 años puede parecer poco ortodoxa, pero Billie Eilish y Takashi Murakami lo hacen funcionar.