Para los que el formato Super 8 les suene a prehistoria, se trata de un formato cinematográfico que utiliza película de 8mm de ancho, una evolución del formato Doble 8 con película de idéntica anchura, pero cuya distribución entre área impresionada y perforación es diferente.

Kodak ha decidido entrar en este 2018 con fuerza, buscando retomar la posición que algún día tuvo. Hace unos días hizo el anuncio de su criptomoneda KODAKCoin, con la que consiguió que sus acciones se catapultaran a niveles nunca antes vistos, y ahora busca otro hueco en los titulares apelando a la nostalgia con el próximo lanzamiento de su cámara Super 8.

Durante el CES de 2016 Kodak anunció que reviviría su clásica cámara Super 8 y ahora, por fin, dos años después parece que sí está de vuelta. La nueva Super 8 de Kodak ha sido diseñada por Yves Béhar, el afamado diseñador de la pulsera inteligente para hacer ejercicio Jawbone o la consola Ouya y promete evocar la sensación de momentos memorables, como esas cintas que alguna vez grabaron nuestros padres o nuestros abuelos.

Características técnicas de la nueva Super 8

La cámara contará con pantalla LCD de 3,5 pulgadas, baterías intercambiables, USB, micrófono que grabará el audio en una tarjeta SD, control de velocidad variable (9, 12, 18, 24 y 25 imágenes por segundo) y soporte para lentes montura C. Según la compañía, su retraso ha sido porque la tecnología detrás de esta cámara estaba muerta y nadie la había rescatado.

Según Kodak, la nueva Super 8 será tan fácil de usar como una DSLR, usará cartuchos de cinta y lo único digital será el audio.

La compañía también dio a conocer su plataforma Kodak Darkroom, la cual servirá para comprar película y enviarla para procesarla, esto para que posteriormente Kodak nos dé un digital extraído de la película original, con lo que evitaremos tener que conseguir dispositivos compatibles.

Kodak asegura que los archivos digitales estarán disponibles en 24 horas dentro de la web de la plataforma, además de que las cintas nos serán enviadas de vuelta para nuestro archivo.

La mala noticia es que su precio oscilará entre los $2.500- $3.ooo, algo que ha sorprendido mucho, ya que la compañía había prometido lanzar un modelo por menos de $750.