Néstor Palao y Luis Iván Cuende son dos jóvenes españoles que han fundado Stampery, una startup de notarización con base en San Francisco y Madrid, que bajo el lema 100% verdad, 0% confianza, utiliza la seguridad del blockchain para verificar contratos, licencias y registros intelectuales entre otras muchas cosas.

Invitamos a Néstor y a Ismael Arribas, propietario de Kunfud, una agencia de seguridad mercantil con una patente propia, para que nos hablen de cómo están utilizando el Blockchain para crear un sistema seguro, fiable, eficiente y legal que puede servir para validar e-mails o registrar canciones sin tener que estar dando paseos a la notaría. Stampery utiliza el Blockchain para certificar documentos sin la necesidad de que lo verifique una persona física ya que, todos los datos necesarios se encuentran en los hash y quedan grabados en ese “libro contable” virtual (ledger), prácticamente inalterable, con tan solo utilizar tu cuenta de Stampery. Es algo así como tener a un notario encerrado en tu ordenador que con un solo clic en el interfaz de tu servidor de correo corrobora la veracidad de lo sucedido.
Todo esto sin cobrarte cifras astronómicas, darte cita cuando peor te viene y regañándote si llegas tarde.

Nestor palao stampery

Stampery utiliza también el sistema Ethereum para crear transacciones más rápidas pero sin dejar de usar el Blockchain de Bitcoin, que es el que más confianza genera, especialmente tras el reciente ataque contra el DAO, del que todavía estamos pendientes de saber cómo se resolverá y que no había sucedido aún cuando grabamos esta entrevista. Actualizaremos el post en caso de que surja alguna novedad por parte de Ismael o Néstor.

Estos sistemas descentralizados sirven para dar una alternativa a la desconfianza que ha ido surgiendo progresivamente hacia los gobiernos y otros organismos reguladores e intermediarios varios que, después de años de escándalos, han dado lugar a nuevos modelos que procuran dejar a un lado la confianza para usar la “verdad matemática” como único testimonio veraz.

Ismael arribas nestor palao stampery

EL proyecto tiene tantos entusiastas como detractores (los notarios y registradores de la propiedad, por poner un ejemplo) y en general, personas que lo miran con reparo. ¿Podría un futuro de sistemas y protocolos descentralizados poner en riesgo la autoridad de los gobiernos elegidos democráticamente creando vacíos de los cuales se puedan aprovechar grandes corporaciones o individuos malintencionados?, ¿nos acerca esto a una especie de paraíso libertario?, ¿es eso lo mejor para todos?. Y en cuanto a seguridad, ¿es el Blockchain tan seguro como parece o podría verse atacado y puesto en peligro como le está sucediendo al DAO en estos momentos?, ¿supone este nuevo paradigma un antes y un después en la manera en la que los ciudadanos nos involucramos en el rumbo político de los países en los que residimos? y, por último, con ejemplos como el de Estonia, ¿qué significará el propio término “residencia” en un futuro digital?

Ismael y Néstor no nos dan todas las respuestas pero si que nos dan algunas pistas para entender lo que está sucediendo y hacernos nuevas preguntas para, poco a poco, ir entendiendo mejor el futuro que se avecina.