La semana pasada SpaceX consiguió enviar una de sus lanzaderas recuperadas de vuelta al espacio por primera vez en la historia; un factor clave para la reducción del impacto económico de este tipo de misiones.

En el 33º Simposio Espacial (Colorado), la presidenta de SpaceX, Gwynne Shotwell, dijo el pasado 5 de abril que la compañía espera conseguir un mayor ahorro en costes para futuros lanzamientos de lanzaderas reutilizadas Falcon 9, reduciendo las restauraciones que se realizan en las etapas recuperadas. 

Gwynne Shortwell

Al ser la primera vez que se reutilizaba la primera etapa del Falcon 9, en la misión SES-10, se realizaron extensos trabajos de examen y reacondicionamiento, algo que no se hará de forma tan exaustiva en las siguientes misiones. Aún así, se consiguió reducir un poco menos de la mitad los costes para el siguiente lanzamiento. 

La intención de la compañía, para la renovación de la primera etapa, es conseguir dejarla a punto (tras la recuperación) en un plazo máximo de 24h.

“Nuestro desafío ahora es volver a lanzar un cohete en 24 horas. Ahí es cuando realmente nos sentiremos como si tuviéramos derecho de reutilización”, dijo Shotwell.

Esa rápida puesta en marcha de nuevo y el bajo coste es crítico, ya que SpaceX busca recuperar la gran inversión que ha hecho en la reutilización. En una conferencia de prensa, después del lanzamiento del SES-10 del 30 de marzo, el director ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, estimó que la compañía había gastado al menos mil millones de dólares en tecnologías de vehículos de lanzamiento reutilizables hasta la fecha.

“Tenemos que averiguar de qué manera podemos pagar los costes de desarrollo de la reutilización”, dijo, señalando que la compañía todavía está trabajando para determinar cuánto descuento ofrecerá para las misiones que reutilizan una etapa. “El ahorro de precios no puede ser tanto como el ahorro de costos porque tenemos que pagar los costos de desarrollo masivo”.

Además de reutilizar la primera etapa, SpaceX también está tratando de recuperar el carenado de carga útil. Musk reveló, en la sesión informativa del 30 de marzo, que la compañía hizo su primer intento de recuperar las dos mitades del carenado de carga útil, utilizado en la misión SES-10, recuperando al menos una de las dos secciones.

“Estamos planeando recuperar los carenados. En realidad son bastante caros “, dijo Shotwell y confirmó que que SpaceX recuperó una sección de carenado de carga útil.

Musk utilizó la siguiente metáfora para explicar la importancia de recuperar el revestimiento, ya que su precio es de 6 millones de dólares. “Por un momento estábamos debatiendo si debíamos intentar recuperarlo o no”, comentó Musk. “Imagínese que usted tiene $ 6 millones en efectivo en un palé volando por el aire y se va a romper en el océano: ¿Tratarías de recuperar eso? Sí, sí lo harías.”

Shotwell recordó las tres etapas de las reacciones a ideas revolucionarias que escribió el escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke: “Es completamente imposible”, ” Hemos escuchado esto durante 15 años” o “Es posible pero no vale la pena”, pero lo mejor es que entre estas frases cada vez se escucha más: “Dije todo el tiempo que esto era una buena idea”.