En Estados Unidos, según el Consejo Nacional de Seguridad, cada año se producen 1,6 millones de accidentes de tráfico causados por el envío de mensajes de texto de conductores mientras están al volante. Eso significa 1 de cada 4 accidentes.

Si sabemos que es un peligro, ¿por qué no dejamos de hacerlo?

Ya que nosotros no parecemos capaces, muy pronto, nuestros vehículos podrían ser los responsables de que dejemos el teléfono a un lado mientras estamos en la carretera.

Investigadores de la universidad de Waterloo han desarrollado los algoritmos que utilizan las cámaras de Inteligencia Artificial (IA) para detectar cuando estamos conduciendo distraídos; enviar un mensaje de texto, hablar por teléfono, girarse hacia atrás o cualquier otro movimiento que cambie la posición de la cabeza y la cara. El estudio se basa en investigaciones anteriores que tenían com objetivo detectar la conducción cansada, causada por el parpadeo excesivo, bostezos, etc.

Carreteras seguras

Los investigadores esperan que este software pueda ayudar a proteger a los ocupantes del vehículo y a los que se cruzan en el camino. Si tú no puedes dejar tu teléfono a un lado, esta tecnología podría ser capaz de ayudar a tu coche a corregir los errores.

Los coches autónomos acabarán con el factor más peligroso de la conducción: el error humano. Según algunas estimaciones, decenas de miles de vidas se salvarán cada año mediante la implementación de este tipo de vehículos. Como de momento no están permitidos en todos los países y todavía se está trabajando en mejorar y afinar dicha tecnología, los coches autónomos tendrán algunas capacidades autónomas. Mientras tanto, los coches podrán usar un software como este para detectar distracciones y tomar el control de la conducción si la situación se convierte en insegura, incluso por un corto periodo de tiempo. Además, el software nos recuerda poner nuestro teléfono lejos de nuestro alcance.