Entre hoy y Abril, Rusia planea desconectarse de Internet. El país dice que está implementando un internet interno(intranet) para sus ciudadanos, y un interruptor de emergencia, o “kill switch”, para protegerse contra la ciberguerra.

No son los primeros

Después de años de rumores, Irán lanzó su intranet estatal en enero de 2018. Como explicó la empresa de inteligencia global Stratfor, “para acceder[a la intranet de Irán], los usuarios y propietarios de sitios web deben registrarse con el gobierno, un acuerdo que faculta a los funcionarios iraníes a obligar a los proveedores de servicios de internet a cumplir con sus demandas “.

De esta manera, “el gobierno de Irán puede cortar el acceso a Internet global por períodos prolongados, como lo hizo durante las protestas del Movimiento Verde [pro democracia], sin desconectar a todo el país”.

Otro país que controla su población a través de la intranet es Corea del Norte. Su red Kwangmyong es la más antigua que conocemos, se cree que se instituyó en el 2000.

¿Una estrategia inteligente? ¿O planean controlar a todos?

El “interruptor de emergencia” de Internet ha estado en los planes legislativos de Rusia durante algún tiempo, aunque  los motivos van más allá de su defensa militar. Rusia ve este movimiento drástico como un medio para resolver los problemas duales de defenderse de los ataques de la guerra cibernética y controlar más estrechamente el acceso de sus ciudadanos a la información global.

Bill Woodcock, director ejecutivo de Packet Clearing House, dijo “reduce enormemente su superficie de ataque (…), en combinación con muchas otras tácticas, es un componente de una estrategia razonable”.

Packet Clearing House es un instituto de investigación sin fines de lucro dedicado a comprender y respaldar la tecnología, las políticas y la economía del intercambio de tráfico de Internet.

Puede ser una estrategia inteligente contra la guerra cibernética, pero entonces, ¿Por qué están pensando utilizar intranet para el futuro?

Runet; el internet ruso

En el caso de que este parón de emergencia si pasase, el gobierno quiere implementar Runet: una red interna soberana dirigida por el gobierno que mantendría a los ciudadanos conectados, pero solo dentro del país. Runet se ejecutaría durante los apagones de Internet en el caso de una “influencia externa a gran escala dirigida”. El acceso al exterior se cortaría y viceversa, pero aún tendrían correo electrónico y otros servicios (controlados por el gobierno, obviamente).

La herramienta preferida de los gobiernos totalitarios

Los apagones de internet parecen ser la herramienta preferida de los gobiernos totalitarios.

Antes de 2012, un apagón de internet forzado por el gobierno solo podía ocurrir bajo ciertas condiciones. Ese fue el año en que la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) se adueñó de las regulaciones globales que tomaron el control del tráfico de Internet.

A pesar de la enorme oposición, la UIT estableció su acuerdo legalmente vinculante, convirtiendo los apagones como los de Siria y Egipto (desconectaron a estos países enteros por protestas democráticas) en maniobras que no están obstaculizadas por tratados, acuerdos, y ni siquiera derechos humanos.

Se inspeccionará el tráfico para bloquear el contenido prohibido

La ley, llamada “Programa Nacional de Economía Digital”, dicta que las empresas de telecomunicaciones rusas deben instalar medios técnicos para canalizar todo el tráfico de Internet “para intercambiar puntos aprobados o administrados por Roskomnazor, el regulador de telecomunicaciones de Rusia”, según la prensa.

“Roskomnazor inspeccionará el tráfico para bloquear el contenido prohibido y asegurará que el tráfico entre usuarios rusos permanezca dentro del país y no se redireccione a través de servidores en el extranjero, donde podría ser interceptado”.

¿Funcionaría un “interruptor de muerte” de Internet en tiempos de guerra cibernética?

Por lo visto, no. Oracle hizo un profundo estudio sobre este escenario y concluyó que los apagones de Internet en todo el país (con la dependencia de la intranet) hacen que un país sea más difícil de defender.

Entonces ¿que pretenden hacer con este apagón? 

Esta medida extrema, si tiene éxito, permitiría a Rusia operar efectivamente su propia Internet controlada por el estado y aislarse del mundo como y cuando lo considere oportuno. Pero para un país conocido por su entorno restrictivo, la prueba también puede ser una forma útil de ver cómo el país podría manejar un Internet más controlada para vigilar a su población y protegerse contra los intereses extranjeros.

Tristemente, no conoceremos los resultados hasta que Rusia empiece a probar estos apagones. Solo podemos esperar y ver lo que de verdad está pasando.