Hace unos años Roy Bick, científico de computación, coincidió con dos amigos en una maratón en Tel Aviv y compartieron sus malas experiencias con los servicios de transporte público. Ese mismo día decidieron hacer algo pero el ayuntamiento no se lo iba a poner tan fácil.

Se acercaron a él para pedir los datos pero se los negaron. Según el ayuntamiento esos datos “públicos” les pertenecían solo a ellos, pero eso no les detuvo. Roy y sus compañeros fueron barrio a barrio preguntando a los usuarios, midiendo las distancias entre paradas y los tiempos que tardaban en llegar los autobuses. Fue así, de la manera más artesanal, como nació Moovit, la app líder en movilidad y transportes públicos del mundo.

Moovit recoge diariamente datos pasivos de 200 millones de usuarios y Bick afirma que, no solo casi todos son aprovechados y analizados, sino que se comparan con los datos de los ayuntamientos para obtener mayor precisión.

Su reto principal es que no opera en todas partes porque para hacerlo necesita los datos y conseguirlos no es tan fácil. Afortunadamente, algunos usuarios están empezando a seguir el ejemplo de Bick. En Toledo, por ejemplo, unos chicos pidieron acceso de editores a la aplicación y empezaron a subir los datos por su cuenta.

Roy vino a Madrid a participar en una conferencia invitado por Metro de Madrid, pero también porque el objetivo ahora es ofrecer todo ese conocimiento a municipios, ayuntamientos y empresas privadas. Con esto en la mano conseguirán algo mejor que proponer nuevas infraestructuras y mejores: optimizarán las existentes.

Aprovechamos para hablar con él sobre cómo ve las ciudades del futuro, los coches autónomos y coches voladores.

Rewisor: Con esa cantidad de datos recogidos a diario y el objetivo de ofrecérselo no solo a ayuntamientos sino a empresas privadas, ¿no hay riesgo de que los usuarios sientan que su privacidad esté comprometida?

Roy Bick: Nosotros no recopilamos datos de usuarios individuales, sino de números estadísticos. Para usar Moovit no hace falta registrarse, no hay que rellenar nada con ningún tipo de detalles. Por ejemplo, sabemos que en Salamanca, la mayoría viaja por las mañnasa hasta Chamartín, y sabemos por qué estaciones han pasado, y cuánto han tardado. Pero todo es anónimo.

Rewisor: Tu origen y formación es en ciencias de computación. ¿Cuánto te ha ayudado eso a comprender el tráfico humano? ¿Son las comunidades y las ciudades tan similares a los procesadores?

Roy Bick: Es gracioso que preguntes eso. Somos tres fundadores, uno de ellos es un experto en transportes y el otro es un experto en start ups. Yo soy el experto en tecnología y lo que pasó es que nos dimos cuenta de que había muchas oportunidades en el campo de la movilidad urbana porque el mundo está cambiando. Cada vez hay más personas movilizándose de un lugar a otro, especialmente en zonas urbanas.

No se pueden construir más carreteras o más líneas de Metro, se tarda mucho en hacerlo. En cambio, con la tecnología podemos ayudar a que las estructuras existentes se gestionen mejor. Tiene menos que ver con las personas como procesadores y más con el uso de ordenadores para ayudar a mejorar la movilidad, que es una de las mayores revoluciones que están sucediendo en el mundo ahora mismo.

Rewisor: ¿Esperas que haya un desarrollo acelerado de la inteligencia artificial (AI) para gestionar mejor todos esos datos? ¿Ayudará esto a mejorar la gestión de las infraestructuras y la interconectividad entre usuarios y transportes?

Roy Bick: No, nosotros no usamos AI para la gestión de datos, usamos nuestros propios algoritmos. La compañía se fundó hace algo más de 4 años así que tenemos mucho dato almacenado que va directo de nuestros usuarios y es más concreto que el que nos pueda llegar por el campo de la AI.

 

Rewisor: ¿Es difícil trabajar con los municipios o entienden rápidamente lo mucho que esto les puede servir de utilidad a ellos y a los usuarios?

Roy Bick: Creo que hay muchos tipos de municipios, pero nosotros montamos la compañía con la idea de poder ser independientes desde el principio. Podemos lanzar nuestro servicio en cualquier ciudad del mundo sin necesidad de asociarnos con los ayuntamientos.

Tenemos una comunidad de más de 150 mil usuarios llamados moovitons. Ellos, básicamente, gestionan los datos en cualquier gran ciudad a la que llegamos. A veces, después de estar operando, son los propios municipios los que nos llaman para decirnos, “hey, hemos visto que habéis llegado, ¿podemos unirnos?”, y lo hacemos. Nosotros no estamos centrados en buscar el dinero de los municipios sino en ayudar a usuarios y ayuntamientos.

En España los ayuntamientos son muy abiertos. Hoy mismo he venido invitado por el Metro de Madrid para dar una conferencia pero hemos estado en Málaga, Valladolid y Córdoba.

Rewisor: ¿Cuáles crees que serán los cambios más drásticos y revolucionarios en la movilidad y el urbanismo en los próximos años?

Roy Bick: Creo que la clave está en los municipios. Porque no importa lo mucho que cambie el transporte, la última palabra la tienen quienes deciden lo que se hace y lo que no. Los que toman las decisiones sobre lo que pasa en la ciudad.

A día de hoy ves unos que aceptan los cambios, mientras que otros se cierran en banda. La clave está en que los municipios se abran a la revolución tecnológica, a recibir los datos, compartirlos y usarlos. Si lo hacen habrá una gran revolución. Podremos ir de un lugar a otro, pidiendo taxis, cogiendo autobuses minimizando las esperas y todo operará mejor.

Rewisor: Por algún motivo, en las últimas semanas no hemos parado de ver noticias de coches voladores. Elon Musk dice que no es fan, por varios motivos. ¿Qué opinas de ellos? ¿Son una buena alternativa al coche convencional o solo un capricho de cómo se imagina la gente el futuro?

Roy Bick: ¿Coches voladores? ¿En serio? Estoy menos familiarizado con eso…

Rewisor: Dubai ha presentado su plan de taxis voladores para este verano, Lilium ha hecho su primer vuelo de prueba y hasta Larry Page, el fundador de Google, acaba de sacar un vídeo casero con su prototipo sobrevolando un lago.

Roy Bick: Yo tampoco creo que ese sea el futuro de la movilidad. Al menos esa es mi opinión. Como decía, creo que el futuro es mejorar el transporte urbano aprovechando los recursos que tenemos.

Rewisor: ¿Qué ciudad pondrías como ejemplo de movilidad de las que has conocido?

Roy Bick: Creo que Madrid y Berlín son dos buenos ejemplos. En general cualquier ciudad en la que el transporte opere suavemente, en el que no haces muchas colas, la calle está limpia y es cómoda vale. Singapur es alucinante, Asia en general. Incluso China lo es.

 

Rewisor: ¿Y cuál crees que es el motivo por el que funcionan así?

Roy Bick: La inversión pública. No se trata solo de abrir los datos y ya está sino de invertir en ello. Eso y el Big Data. El Big Data te puede decir todo, cuánta gente viajará en cada tren, de cada estación, a cada hora… Podría haber problemas, claro, pero si se sabe lo que ocurre en la ciudad y se invierte en ello puede ser muy útil.

Rewisor: Oslo acaba de anunciar la retirada de los coches del centro y una posible liberación total de los combustibles fósiles para 2030. ¿Crees que es una tendencia que se irá expandiendo por otras ciudades?

Roy Bick: Definitivamente. Escandinavia es pionera en eso. Helsinki anunció que para 2020 no habrá coches en la ciudad y en Londres tienes que pagar mucho para entrar con tu coche en la ciudad.

Ví una gran entrevista del alcalde de Bogotá, Colombia, y dijo que lo único que no era democrático en su país era el transporte. Porque un coche con una persona tenía los mismos beneficios que un bus con 50 personas. Los mismos carriles, el mismo espacio público… Y dijo que construiría más carriles para los buses, etc.

Si te fijas en como crece la población humana y el ritmo al que tendrían que construirse las carreteras para dar abasto te das cuenta de que debemos encontrar otras soluciones.

Rewisor: El carsharing es otro de esos modelos que están extendiéndose y la segunda parte del Plan Maestro de Elon Musk se refiere a eso combinado con coches autónomos. ¿Crees que las ciudades operaran de esa manera en un futuro cercano?

Roy Bick: Sí, por supuesto. Será como el transporte público, cuando quieras ir a algún sitio un coche autónomo te recogerá y te llevará. Personalmente, creo que nuestros hijos no tendrán carnet de conducir.

Rewisor: ¿Y la transición? ¿Crees que la gente lo asimilará sin miedo?

Roy Bick: Pues mira, he venido aquí en el metro ligero del aeropuerto y creo que no hay conductor (La línea 8, que conecta el aeropuerto con la ciudad, sí lo tiene pero el tren que conecta la Terminal 4 con el resto de terminales, no). No lo ves, pero ya está aquí.

Es una cuestión de educación. Hace 20 años, ¿qué habrían dicho nuestras madres de lo que estamos viviendo estos días?