Los robots cada vez son más sofisticados en todos los ámbitos. Ahora, también son capaces de crear obras de arte comparables a las de los grandes pintores.

La galería RobotArt ha reunido una increíble colección para mostrar lo que los robots y algoritmos, junto a sus creadores, han sido capaces de conseguir.

RobotArt empezó gracias a Andrew Conru, cuya intención fue unir dos de sus pasiones; tecnología y arte. Conru quería alentar el avance de ambos y explorar la idea de cómo la creatividad y la expresión surgen de forma inesperada a partir de nuestra relación con la tecnología.

Conru es doctor en Diseño e Ingeniería Mecánica por la Universidad de Stanford y ha diseñado sistemas de control en la Universidad de Santa Clara y de Robítica en la Universidad Estatal de San José.

Desde hace tres años, la galería RobotArt celebra un concurso internacional. Este último, celebrado el pasado miércoles, anunció a los diez mejores equipos, de los cuales cada uno se lleva un premio en metálico por sus creaciones en el que participa un jurado popular junto con el de la organización. Puedes ver todos los cuadros de los ganadores aquí.

Para la creación de las obras se utilizaron enfoques diferentes ya que hay muchísimas formas de interpretar ‘las obras de arte creadas por robots’.

Primer premio concurso RobotArt – Crédito: CloudPainter RoboArt

Por otro lado, y con la medalla de bronce para la Universidad Kasetsart de Tailandia, construyeron un robot que puede imitar a un artista. Después de registrar la posición, el movimiento y las fuerzas ejercidas sobre el pincel de un pintor el robot del equipo podría recrear con precisión la misma obra de arte. Otros equipos usaron algoritmos de IA para generar y producir imágenes, mientras que otros crearon robots diseñados para mezclar nuevas combinaciones de pinturas o crear trabajos que no se distinguían de las obras de arte hechas por humanos.

“Creo que a corto plazo, los robots se usarán más en la producción final del arte digital, especialmente aquellos que tienen muchos detalles o elementos repetitivos”,

dijo Andrew Conru, el artista e ingeniero que fundó RobotArt, al Futurismo.

Segundo premio concurso RobotArt – Crédito: Creative Machines Labs/Columbia Univeristy

Conru no cree que los robots vayan a reemplazar la creatividad humana, si no que compara la aparición de obras de arte creadas por máquinas con la aparición de la cámara fotográfica que, no solo no acabó con la pintura si no que se convirtió en una nueva rama del arte que convive armónicamente con el resto de las artes.

“Todos ganamos cuando vemos algo hermoso”.

De momento, los sistemas de IA destacan en trabajos específicos pero no son entidades conscientes. Crean imágenes pero no son capaces de valorarlas y apreciarlas.

Tercer premio del concurso RobotArt – Crédito: CMIT ReART/Kasetsart University

Según Cornu, es muy probable que veamos a artistas desarrollar nuevas herramientas tecnológicas para trabajar conjuntamente y crear nuevos estilos, aunque de momento el problema está en los precios tan elevados de este tipo de herramientas.