El robot humanoide ruso FEDOR (Final Experimental Demonstration Object Research) ha sido entrenado, entre muchas otras cosas, para disparar con sus dos manos y desarmar a personas. Solamente desarmar, nunca para matar. El reto ayudará a mejorar las habilidades motoras del androide y la capacidad de toma de decisiones, de acuerdo con sus creadores, que son conscientes de que han creado un Terminator en potencia.



Está siendo desarrollado por Android Technics y el Fondo de Investigación Avanzada, y tiene una amplia gama de habilidades. El robot fue creado originalmente para el trabajo de rescate, pero sus ingenieros propusieron aplicar su potencial también en el sector militar. Sabe utilizar llaves y una gran variedad de herramientas, enroscar bombillas, incluso conducir un coche o, como hemos dicho, disparar. Se espera que FEDOR viaje al espacio en 2021, podría ser el único pasajero a bordo de una nave espacial de la Federación de Rusia.

Una cuestión política

La robótica se está conviertiendo en una cuestión política debido a los increibles avances que estamos viviendo, y las impicaciones que esto tiene de cara al futuro. Este robot es casi una cuestión de estado en Rusia, “La plataforma de robots F.E.D.O.R. mostró habilidades de tiro con dos manos”, escribió en Twitter el viceprimer ministro, Dmitry Rogozin. También publicó un vídeo corto mostrando a FEDOR en acción, disparando un par de cañones en un tablero objetivo, junto al mensaje, “robots rusos de lucha – chicos con naturaleza de hierro”.


Hace tiempo os hablamos de las leyes de la robótica que está preparando la Unión Europea para casos como este. Un gran número de expertos han realizado advertencias sobre robots e inteligencia artificial en los últimos meses. Lord Martin Rees, profesor emérito de Cosmología y Astrofísica en la Universidad de Cambridge, dijo a principios de este mes que las máquinas podrían tomar el control de los seres humanos en “pocos siglos”. También dijo que cree que la inteligencia extraterrestre, si existe, podría ser “electrónica” y mucho más adecuada para la exploración espacial de lo que los humanos serán jamás.