Amazon, la compañía que empezó vendiendo libros y aún hoy sigue definiéndose como “la compañía más centrada en el cliente de la Tierra”, se ha adentrado de lleno en el negocio de la vigilancia. El proyecto en sí, que puede que no te suene de nada, se llama Rekognition.

Pero, ¿en qué constiste exactamente Rekognition?

La compañía ha desarrollado un poderoso y peligroso nuevo sistema de reconocimiento facial y está ayudando activamente a los gobiernos a implementarlo.

El sistema, impulsado por inteligencia artificial, puede identificar, rastrear y analizar personas en tiempo real y reconocer hasta a 100 personas en una sola imagen. Además, puede escanear rápidamente la información que recopila y contrastarla con las bases de datos de decenas de millones de caras, según apunta Amazon.

El proyecto fue descrito así por el director, Ranju Das, en una reciente conferencia en Seúl.

“Este es un caso de uso de respuesta inmediata”, dijo Das a la multitud. “Hay cámaras en toda la ciudad [de Orlando]. Las cámaras autorizadas transmiten los datos a la transmisión de vídeo de Kinesis … Analizamos esa información en tiempo real y buscamos en contra de la colección de caras que tienen. Tal vez quieran saber si el alcalde de la ciudad está en un lugar, o hay personas de interés que quieren rastrear “.

Los documentos obtenidos por la ACLU (American Civil Liberties Union) del norte de California, revelan que este producto puede usarse fácilmente para violar las libertades y derechos civiles.

 “Al automatizar la vigilancia masiva, los sistemas de reconocimiento facial como Rekognition amenazan esta libertad, lo que representa una amenaza particular para las comunidades ya injustamente atacadas en el clima político actual”

, dijo el grupo en un comunicado.

“La gente debería poder caminar por la calle sin ser vigilada por el gobierno”.

Rekognition se introdujo en el mercado en 2016 como parte de la nube de servicios web de Amazon. Entre sus clientes se encuentran Pinterest y C_SPAN, para reconocimiento y análisis de objetos, además de Sky News y Motorola Solutions.

En esta imagen, Ranju Das muestra como funciona en tiempo real el reconocimiento facial en Orlando.

¿Cuánto se sabe sobre el proyecto hasta ahora?

Según las investigaciones y documentos obtenidos por ACLU, hay tres clientes que actualmente están usando los servicios de Rekognition; la ciudad de Orlando donde, según Amazon, permite a la compañía buscar “personas de interés” a medida que se filman imágenes de “cámaras de toda la ciudad”, Florida y la oficina del sheriff del condado de Washington en (Oregón). A raíz de esta noticia, ACLU (de Oregón y Florida) se coordinaron para acceder a los registros públicos y obtener más información.

El sheriff del condado de Washington se convirtió en cliente en 2017 y, desde entonces, Washington ha creado una base de datos de al menos 300.000 fotografías policiales para usar en coordinación con Rekognition. Además, creó una app móvil para que sus adjuntos escanearan de forma más rápido una coincidencia con la base de datos del condado, mediante el envío de imágenes de vigilancia obtenidas y de otras fuentes.

Según informes adicionales de The Washington Post, el sheriff del Condado de Washington paga entre $ 6 y $ 12 por mes por el acceso a Rekognition, lo que le permite al departamento escanear fotografías tomadas en tiempo real.

Amazon dice que Rekognition se puede usar para identificar a “personas de interés” y monitorizar “todas las caras en fotos grupales, eventos concurridos y lugares públicos como aeropuertos”.

Piénsalo bien ¿en base a qué se decide que una persona pueda ser de interés?, ¿donde está el límite? Eso da pie una fuerte discriminación por parte de los gobiernos para investigar a aquellas personas consideradas ‘sospechosas’ o ‘potencialmente peligrosas’, que todos sabemos a quienes se refieren en la mayoría de casos.

ACLU y otras organizaciones de derechos civiles piden a Amazon que deje de ofrecer estos servicios

ACLU se ha unido ya con otros grupos para pedir por carta a Amazon que deje de ofrecer servicios de reconocimiento facial a las fuerzas del orden y otras agencias del gobierno.

“Exigimos que Amazon deje de impulsar una infraestructura de vigilancia del gobierno que representa una grave amenaza para los clientes y las comunidades en todo el país”,

dijeron los grupos en una carta abierta dirigida al CEO, Jeff Bezos.

“Amazon no debería estar en el negocio de proporcionar sistemas de vigilancia como Rekognition al gobierno”.

Como respuesta en The Verge, por parte de un representante de Amazon, a un conumicado dijo;

 “Como tecnología, Amazon Rekognition tiene muchas aplicaciones útiles en el mundo real”. “Nuestra calidad de vida sería mucho peor hoy si prohibiéramos las nuevas tecnologías porque algunas personas podrían optar por abusar de la tecnología”.

Espera, ¿y si enumeramos los servicios que ofrece Rekognition a los gobiernos?

Amazon no solo comercializa con Rekognition como un servicio policial, si no que que ayuda a los gobiernos a implementarlo.

Con Rekognition, un gobierno ahora puede construir un sistema para automatizar la identificación y el seguimiento de cualquier persona.

Amazon ofrece la experiencia del equipo de productos Rekognition, soluciona los problemas encontrados por el condado y brinda consejos sobre “mejores prácticas” sobre cómo implementar el servicio.

Amazon prometió servicios gratuitos de consultoría para construir una “prueba de concepto” para la ciudad.

En los registros, Amazon también solicita comentarios e ideas para “posibles mejoras” a las capacidades de Rekognition para los gobiernos. El condado de Washington incluso firmó un acuerdo de confidencialidad creado por Amazon para obtener “información sobre la hoja de ruta de Rekognition” y proporcionar comentarios adicionales sobre el producto.

Amazon ofreció conectar el condado de Washington con otros clientes del gobierno de Amazon interesados ​​en Rekognition, así como con un fabricante de cámaras corporales.

Libertad ante todo

Todas las personas deben poder caminar con libertad por las calles sin ser vigiladas por gobiernos. Automatizar el reconocimiento facial y la vigilancia de todos, como hace Rekognition, amenaza la libertad de las personas. Si no se consigue frenar el uso de este sistema cada vez se extenderá más y será más complicado frenarlo.