De acuerdo con el desarrollador de tecnología CUBIC que diseña sistemas, productos y servicios enfocados en el transporte, gracias a la utilización de datos biométricos (como las huellas dactilares y el reconocimiento facial), el futuro de los tickets de metro podría estar en tu cara.

Crédito: Maynard Design

Gracias al concepto Fastrack Gateless Gateline, que actualmente está llevando a cabo pruebas puntuales, se eliminarían las barreras físicas para formar una pasarela con capacidad para el paso de 65 a 75 usuarios por minuto, donde los rostros de las personas serían escaneados, verificados y sincronizados para realizar el pago automático del trayecto a través del smartphone.

Crédito: Maynard Design

Objetivos principales

El principal objetivo sería mejorar la eficiencia en las estaciones de trenes. Además, este sistema haría más segura la identificación de cada usuario gracias a un software que rastrea a los pasajeros como objetos en estaciones y trenes, permitiendo saber cuando alguien no ha pagado.

Crédito: Maynard Design

El sistema Fastrack Gateless Gateline permite a los usuarios registrar sus datos biométricos con antelación para luego sincronizarlos en una estación. Este sistema de recopilación de datos no es muy diferente a la tecnología software de reconocimiento utilizado por empresas como Apple y Google.

Crédito: Maynard Design