PlayStation presentó en exclusiva hace unas semanas el esperadísimo Detroit: Become Human, un juego situado en un futuro cercano en el que los androides se han convertido en una comodidad más hasta que empiezan a exigir su propios derechos y libertades.

El juego plantea dudas más que razonables sobre el impacto de una IA muy desarrollada en el tejido social pero, ¿hasta qué punto debemos preocuparnos? ¿Estamos cerca de alcanzar la inteligencia artificial general? ¿Podemos o debemos dejar todas nuestras decisiones en manos de algoritmos?

Con motivo de la presentación pudimos sentarnos con Rafael Conde, director de innovación, estrategia y tecnología de Vector ITC Group y experto en inteligencia artificial “aplicada al mundo industrial y empresarial”.

Rafael subió al escenario para hablar de todos los tópicos relacionados con la I.A.: la posibilidad de adquirir conciencia, su impacto en el desempleo e incluso su relación con la singularidad y después se sentó con nosotros para entra en detalle.

Rewisor: ¿En cuántas de nuestras interacciones tecnológicas interviene una inteligencia artificial hoy en día?

Rafael Conde: Muchas. Todos llevamos un móvil en el bolsillo y gran parte de las apps del móvil tienen por debajo una I.A.

Todas las interacciones que hacemos con las redes sociales, el contenido que nos presentan, están analizados con algoritmos que son capaces de entender nuestro gustos o preferencias y todo se realiza con una I.A. La relación que tenemos con los asistentes virtuales nos permite interactuar en lenguaje natural, todo eso es tecnología y deep learning, que permite que la máquina sea capaz de entender nuestro lenguaje.

O por ejemplo los gestores de fotos que nos permiten identificar, también a través de algoritmos de deep learning, personas, objetos, lugares y que son capaces de clasificarnos la información. Con lo que a día de hoy, ya interactuamos de manera cotidiana con muchas de las tecnologías que posibilitan estas evoluciones futuras de la I.A.

Rewisor: Decías antes que estamos lejos aún de que las I.A.s lleguen a las capacidades humanas. Pero ¿cuán lejos crees que estamos?

R. C.: A día de hoy la inteligencia artificial nos permite simular algunas de las capacidades de la inteligencia humana, nos permite simular el aprendizaje o la percepción, pero es verdad que hay otros valores o capacidades humanas que todavía no sabemos cómo vamos a  ser capaces de simular.

La ciencia todavía no tiene un conocimiento de cómo va a ser la conciencia humana, o el sentimiento. Este tipo de cualidades del ser humano todavía no están desarrolladas y no tenemos la percepción de cuándo seremos capaces de poder emularlas con dispositivos robóticos con I.A. Pero sí que es verdad que vamos dando pasos muy importantes y la capacidad que hay a día de hoy de computación y de análisis de datos nos permiten de verdad aproximarnos a algunas de las cualidades que tiene la inteligencia humana a través de la I.A.

Rewisor: Como tú mismo dices a nivel neurológico, a día de hoy todavía no hay nadie que pueda decir “esto es la conciencia” o “esto es la inteligencia”, pero como humano, ¿alguna vez te has encontrado observando alguna de estas I.A.s y te ha parecido que había algo más?

R.C.: Bueno la realidad es que los algoritmos que son capaces de aprender cada día nos sorprenden más y es verdad que en muchos casos, y en pruebas que realizamos, algunas de las decisiones que ya nos sugieren los algoritmos nos están dando resultados que ni con análisis humanos por grandes equipos somos capaces de predecir.

Es verdad que a día de hoy nos encontramos con que los algoritmos son capaces de tomar decisiones complejas y que quizás con nuestro entendimiento humano no llegaríamos a tomar. Pero siempre eso sí, entrenados en un hábito concreto y preparados para tomar una decisión con un conjunto de datos que somos capaces de suministrarles previamente.

Rewisor: ¿Qué piensas de I.A.s como Alpha Go por ejemplo, que ha ganado a los campeones de Go?

R.C.: Pues esa es una de las potencias que tiene una I.A., que es que es capaz de procesar grandes volúmenes de datos, de realizar grandes volúmenes de combinaciones a escalas de tiempos muy inferiores a la capacidad humana.

Con lo que es verdad que en juegos como el Go procesa la información en tiempos muy reducidos y supera a la capacidad cognitiva del ser humano en un ámbito muy concreto. Realmente todavía la I.A. tiene un reto importantísimo que asumir y es la capacidad multitarea que tiene el ser humano. Podemos entrenar máquinas para una tarea muy concreta, podemos perfeccionarla, pero todavía estamos lejos de emular esas capacidades multitarea que tiene el hombre.

Rewisor: ¿Cuáles dirías que son los empleos más amenazados ahora mismo?

R.C.: Donde se están empezando a sustituir empleos por máquinas es en todas aquellas tareas repetitivas, ese es el primero de los escenarios en el que está ocurriendo, y es una realidad.

Imagen de Detroit: Become Human para PlayStation

El siguiente paso será comenzar a sustituir aquellas tareas que cuentan con un componente intelectual, en donde se necesita un análisis de información para dar un resultado. Por ejemplo, tenemos casos en la industria financiera en la que los algoritmos están empezando a tomar decisiones de concesión de créditos, donde los algoritmos están empezando a tomar decisiones de riesgos, ya van más allá que ejecutar una tarea humana.

También están entrenándolos para poder tomar decisiones incluso en el ámbito legal, tomando decisiones de condenas, de penas en donde se implica un trabajo cognitivo.

Rewisor: Éticamente, ¿cómo te sientes o cuál es tu perspectiva en cuanto a utilizar la inteligencia artificial en armamento o, como bien decías, en el entorno judicial?

R.C.: Sin duda, el gran debate ético a día de hoy es la I.A. en el ámbito militar y debemos de empezar a introducir los límites éticos o límites de uso antes de que nos podamos encontrar con situaciones complicadas que nos hagan revisar revisar los límites a posteriori.

En otro tipo de trabajos también entra la parte ética, desde cómo integramos los algoritmos para que tengan una diversidad, para que reflejen la diversidad de la sociedad. De cómo también premiamos a la IA cuando es capaz de conseguir simular una tarea humana y cuando es capaz de simularla integrando los valores éticos humanos que tenemos. Ese es uno de los grandes retos, el como aplicar la ética a los avances de la IA.

Rewisor: ¿Cual es tu visión respecto a la falta de regulación de la IA?

R.C.: Efectivamente, es algo que tiene que empezar a regularse. Tenemos el debate en la sociedad de qué ocurre con los datos personales. Los datos personales son los que alimentan la IA, toda nuestra huella digital, la huella que dejamos en la interacción a día de hoy con todos los dispositivos que tenemos es la fuente con la que se alimenta la IA.

Debemos regular cuál es el uso que le damos a esa huella digital que condicionará el uso que le podemos dar a la IA. Sin duda es un ámbito que tiene que empezar a regularse y debe introducir esos valores éticos a la hora de hacerlo, es decir, hasta donde podemos utilizar la información de los seres humanos para entrenar a las máquinas para que sean capaces después de aportarnos valor.

Yo soy firme defensor del progreso que va a traer en los próximos años la IA a la sociedad pero ahora estamos en el momento correcto para marcar límites, a marcar regulación y dirigirla hacia el camino del progreso.

Rewisor:Mucha gente se imagina la IAs como un androide, se van al robot. ¿Crees beneficiosa la creación de androides en algún momento?

R.C.: Bueno es una de las representaciones que puede tener la IA. Como hemos dicho antes no son solo robots, está más asociado a grandes capacidades de computación, pero es verdad que podemos representarla en determinadas situaciones como androides.

Por qué no va a ser beneficioso, puede ayudar en determinadas labores o funciones, siempre y cuando entendamos la IA como la automatización de algunos de los componentes del ser humano pero no de todos. Estamos automatizando, estamos creando inteligencia a partir de determinadas capacidades que tiene el ser humano, pero no estamos creando un ser humano. A día de hoy, no es el objetivo. Simplemente es extender algunas de las tareas que el ser humano es capaz de hacer.

Rewisor: Singularidad tecnológica. ¿si, no? ¿crees en ella? ¿estamos cerca?

Rafa: Es una teoría simplemente, hoy en día no estamos cerca. Es una teoría o forma de ver cuál puede ser la evolución en funcion de las capacidades del ser humano. No es una capacidad ni una tendencia, es simplemente un concepto de futuro introducido en las películas y que crean debate pero no es una realidad a día de hoy.