Una compañía de San Francisco acaba de lanzar un nuevo dispositivo que permite imprimir fotografías al instante. Prynt Pocket es un invento que se adhiere al smartphone (eso sí, de momento solo está para iOS) para que puedas capturar, imprimir y compartir tus momentos preferidos.

El accesorio es un poco más grande que el teléfono. Se instala en la parte inferior del móvil y en solo 30 segundos ya puedes capturar tu primera instantánea.

Para los conquistados por Instagram y Snapchat puede que este gadget les parezca un gran producto, ya que ahora tener fotos impresas es un lujo. Almacenamos en la memoria de nuestro teléfono cientos de imágenes en un dispositivo minúsculo para quedar olvidados entre tanta información.

Prynt Pocket surge como solución a este desorden encargándose de devolver la ilusión de conservar momentos, imprimiendo recuerdos a medida que avanza el tiempo y además con una solución que se adhiere al teléfono. 

Las fotos pueden ser editadas con filtros creativos, texto y memes antes de ser impresas. Lo único que tendrás que hacer es descargarte la aplicación del gadget en el App Store. Una vez que hayas tomado una foto, tienes la opción de grabar un ‘vídeo mágico’ de 10 segundos que permanecerá oculto dentro de la foto (del mismo modo que cuando se mantiene presionada una ‘foto en vivo’ en iPhone para transformarla en un vídeo) y la digitalización de la copia impresa, junto con la app de Prynt la devolverá a la vida.

¿Quieres conseguir tu Prynt Pocket?

La nueva impresora de fotos de bolsillo fue lanzada este martes en Estados Unidos y cuesta $150. De momento puedes comprar la primera versión que sacaron en 2014 por 119€.