Samsung minimizará y sustituirá sus empaquetados de plástico por materiales respetuosos con el medio ambiente

El pasado 28 de enero de 2019, la tecnológica anunció el inicio de retirada de embalajes de plástico para empaquetar productos de Samsung y accesorios, por productos sostenibles como elementos reciclados, bioplásticos y papel, que se iniciará desde la primera mitad de 2019.

Para tablets, wearables y móviles, Samsung reemplazará el plástico utilizado para los soportes por moldes de pulpa y bolsas que envolvían los accesorios por otros materiales ecológicos. Además, modificará el diseño de sus cargadores eliminando el acabado brillo por mate, eliminando así la película protectora de plástico. En cuanto al uso del papel, Samsung solo utiliza materiales de fibra certificados por organizaciones ambientales.

Para llevar a cabo el rediseño de estos embalajes, Samsung Electronics ha creado un equipo que se centrará en el diseño y desarrollo, compras, marketing y control de calidad de las propuestas de los nuevos empaquetados.

Gel de manos en cartones de leche

Abordar una conciencia 100% ecológica es prácticamente imposible. Puedes usar bolsas reutilizables o llevar en el bolso una pajita metálica para usar en bares, pero al entrar en casa te das cuenta de la cantidad de objetos que conforman tu hogar y no son sostenibles. ¿Y ahora qué haces?

Reconsiderar el embalaje de productos es un aspecto que muchas nuevas empresas están tratando de abordar para reducir la cantidad de plástico que usamos. Un dato: la mitad de todos los residuos de plásticos que producimos proviene de envases de plástico que, solo en 2015, equivale a 141 millones de toneladas métricas.

Esta misma semana, la empresa de productos de limpieza Cleancult permite realizar una primera compra de productos que llegan en contenedores de plástico, para luego suscribirte para recibir repuestos en cartones de leche. Además, Cleancult vende detergente para ropa y cápsulas para lavavajillas que vienen en recipientes de papel.

Cleancult tiene sede en Nueva York, ha sido creada por dos chavales de 24 años a quienes se les ocurrió la idea de crear productos de limpieza eficaces que no dependan de los productos químicos sintéticos y lanzaron la marca hace apenas dos meses.

IKEA planea alquilar sus productos

Como parte de un movimiento hacia una economía circular, que incluye la renovación y reventa de productos, IKEA ha anunciado sus planes para comenzar a alquilar sus muebles, que comenzará de forma inminente en Suiza a modo de ensayo y se limitará inicialmente a muebles de oficina; sillas y escritorios.

Entre sus planes futuros también está el de alquilar cocinas. “Cuando este modelo circular está en funcionamiento, tenemos un interés mucho mayor en no solo vender un producto, sino en ver qué pasa con él y que el consumidor se encargue de él”, dijo el presidente ejecutivo de Inter IKEA, Torbjorn Loof.

IKEA abrió recientemente su tienda más sostenible en Greenwich (Londres). “IKEA Greenwich es un ejemplo líder de venta al por menor circular en Londres y refleja nuestro compromiso de hacer que los estilos de vida sostenibles sean fáciles y asequibles, al mismo tiempo que ayudan a los clientes a reutilizar, reciclar o actualizar sus productos”, dijo el gerente de sustentabilidad de IKEA Reino Unido e Irlanda, Hege Sæbjørnsen.

Tienda IKEA en Greenwich. La más sostenible de todas.

“En 2018, manejamos más de un millón de pedidos de piezas de repuesto para ayudar a reparar los productos para una vida más larga”, dijo la marca.

La tienda tiene un laboratorio de aprendizaje donde los clientes pueden aprender a reciclar y reparar productos. Su objetivo es alcanzar el 100% de energía renovable y está trabajando para obtener el certificado de excelencia BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method).

“La sustentabilidad está en el corazón de todo lo que hacemos en IKEA y pasar a una economía circular es esencial si queremos continuar satisfaciendo las necesidades y los sueños de las personas mientras nos mantenemos dentro de los límites del planeta”, añade Hege Sæbjørnsen.

Otra de las iniciativas de la marca de muebles suiza es la de introducir equipos de recuperación de producto en cada tienda, encargados de reparar y reempaquetar productos dañados durante el transporte para que puedan venderse en vez de desecharse.

En su tienda de Cardiff, hace dos años, IKEA comenzó a ofrecer reciclaje de textiles para que los clientes pudieran llevar los viejos o los que ya no quisieran, como ropa y edredones, ya fuesen comprados o no en IKEA para reciclarlos.

El plan ha sido seguido por sus otras tiendas en Milton Keynes y Greenwich y el plan se implementará en todas las tiendas del Reino Unido en los próximos meses.

Bacterias vivas para generar electricidad

La ingeniera alemana Teresa van Dongen’s ha desarrollado una fuente de luz sostenible a partir de organismos vivos que requieren alimentación regular a cambio de electricidad. El resultado se llama Electric Life. Su intención ha sido la de desarrollar una alternativa más ecológica a la energía y fuentes de luz actuales.

Para el desarrollo del proyecto Van Dogen’s encontró ‘geobacteres’ electroquímicamente activos en suelos fangosos de ríos y lagos, que emiten pequeñas corrientes eléctricas en su metabolismo como producto de desecho. “En comparación con los humanos que expulsan CO2, necesitan deshacerse constantemente de estos electrones, potencialmente útiles”, explica van Dongen.

@René Gerritsen

Para ello, creó un entorno en el que los organismo pudieran prosperar y así aprovechar su energía. A este entorno lo llama “bacteria battery”, que contiene cientos de distintos tipos de bacterias que, juntas, forman un ecosistema fuerte.

Cada bacteria tiene un electrodo, especialmente diseñado, que recolecta los electrones excretados por las bacterias para luego ser guiados a través de un circuito eléctrico que se utiliza para generar electricidad. El sistema es capaz de alimentar tres luces por batería.

¿Cómo se alimenta a las bacterias? Con una inyección semanal de agua del grifo mezclada con algo de acetato o vinagre. ¿Fácil, verdad? Pensándolo bien, con el importe de la factura de luz cada dos meses, creo que requiere menos esfuerzo alimentar a bacterias una vez por semana.

La instalación se exhibirá como parte de la exposición La Fabrique du Vivant del 20 de febrero al 15 de abril de 2019 antes de viajar al museo Cooper Hewitt de Nueva York y al Cube Design Museum, en Kerkrade.

Estos son solo cuatro ejemplos de aquellas personas que piensan en cómo cambiar la forma en la que consumimos. Reciclar y reutilizar es la iniciativa a la que todos deberíamos sumarnos.