Comprar ropa a niños y niñas de entre 0 y 7 años es complicado y costoso. Los más pequeños crecen a velocidades vertiginosas y, en ocasiones, incluso no llegan a poder estrenar ropa recién comprada porque ya se les ha quedado pequeña.

Petit Pli, una marca de ropa que nació en 2017, ha creado un tipo de prenda totalmente nueva fabricada con un tejido elástico que crece con los más pequeños, es resistentes al viento e impermeable.

Inspirada en ingeniería aeroespacial y origami

Su creador, Ryan Mario Yasin (graduado en el Royal College Of Art) es ingeniero aeroespacial y se inspiró en sus conocimientos técnicos y los origami, para crear una tela capaz de crear pliegues elásticos y permanentes para “criar una generación futura que tenga mejores valores de consumo”.

Todo empezó en Indiegogo

Petit Pli ha sido creada para niños de entre 0 y 7 años y empezó en Indiegogo.

Por el momento solo está disponible a la venta para patrocinadores. “Los patrocinadores tienen la oportunidad de poseer la última versión de las prendas icónicas de Petit Pli en un conjunto eléctrico de colores. Debido a la complejidad involucrada en la fabricación, estos se lanzarán en cantidades limitadas” dicen en la web.

Al estar todavía en periodo de testing, ofrecen un número limitado de oportunidades para co-diseñar y probar los futuros trajes Petit Pli.

El programa beta consistirá en recibir una de las primeras prendas en octubre de 2019 para proporcionar una opinión objetiva. Los resultados de la iteración ayudarán a la marca a mejorar los fallos de diseño para luego recibir la versión final antes que nadie.

El precio de cada traje será de 150€, un precio óptimo si tenemos en cuenta el gasto medio en ropa (por familia) en un niño de entre 0 y 7 años.

Menos residuo y reducción significativa de emisiones

El concepto principal de Petit Pli se basa en el uso sostenible de materiales.

Los diseños de Petit Pli reducen significativamente los residuos y las emisiones de CO2 en el punto de producción, distribución y posteriores a la compra. Las prendas crecen hasta 7 tallas. Es decir, una prenda Petit Pli sustituye 7 prendas tradicionales.

Los trajes están hechos de telas recicladas y tienen una construcción de monofibra, lo que les permite reciclarse fácilmente al final de su uso. Junto a ello, la compañía se han asociado con un fabricante en Portugal que obtiene el 30% de su energía de paneles solares.

A través de su enfoque hacia la sostenibilidad, Petit Pli espera inculcar valores de Slow Fashion en niños, inspirándolos a valorar la innovación y longevidad de algunos de los productos más íntimos de nuestras vidas.