ORII es un anillo inteligente que ofrece un control completo de manos libres para su smartphone.

El dispositivo se conecta al teléfono mediante Bluetooth, proporcionando un audio nítido; lo que lo convierte en una herramienta brillante para aquellas personas con poca vista o con problemas auditivos.

El dispositivo funciona mediante la tecnología de conducción ósea y su uso es tan sencillo como te explicamos a continuación: colocamos el anillo en un dedo y, la yema de ese mismo dedo se pone sobre el oído. Lo que esté sonando en el teléfono (una llamada, vídeo o canción) podrá ser escuchado de forma clara.

Además, el anillo se controla por voz y puede usarse para hacer llamadas, enviar mensajes, publicar en rrss y es resistente al agua (pero no sumergible). Funciona con Siri y Google Assistant para proporcionar a los usuarios de Android y iOS control total de manos libres sobre el asistente virtual del dispositivo, mientras que la app complementaria permite personalizar alertas a través de luces y vibraciones LED.

El dispositivo ha estado en fase de desarrollo desde 2015 y, se lanzó ayer en Kickstarter y ha sido todo un éxito, habiendo conseguido $30.000 de los $124.000 que piden como meta.

ORII es una creación de Kevin Wong, cuyo padre es ciego desde que era adolescente. El proyecto fue desarrollado pensando en su padre; para que pudiera obtener más de su teléfono.

La compañía detrás de ORII es Origami Labs, fundada por Wong (CEO) y otros tres estudiantes de MBA de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Honk Kong. El equipo, inicialmente, estuvo trabajando a través de una gama de diferentes tipos de dispositivos en la búsqueda de una solución, incluyendo un smartwatch y otros dispositivos wearable.

Está disponible en tres colores y tiene un precio superior a los $99 y ya puedes reservarlo aquí. Eso sí, tendrás que esperar hasta febrero de 2018 para recibirlo.