Los ‘elevacionistas’ son una comunidad de personas que usan la marihuana con fines espirituales. Ahora, en Denver (Colorado), abre las puertas la primera iglesia Internacional del Cannabis y ha sido pintada y decorada por el artista español Okuda San Miguel.

El pintor santanderino llena de colores cálidos y de geometría cada uno de los formatos que le entregan y ahora embarcado en su gira americana (la que empezó con un exposición individual de LA) se ha atrevido con el proyecto de transformar la iglesia del Cannabis que se encuentra en mitad del barrio de Washington Park (Denver).

El grafitero español aceptó el proyecto de Steve Berke, dueño de la iglesia, para rehabilitar este espacio de más de 1.200 m² y más de un siglo de antigüedad para convertirlo en un lugar donde poder consumir marihuana siempre con propósitos espirituales. “Esto no va de un montón de fumetas juntándose para colocarse. Queremos tener un impacto real y positivo en el vecindario, queremos hacer grandes cosas para la comunidad”, quiso aclarar Berke, el pasado 20 de abril, cuando se inauguró la iglesia coincidiendo con el Día de la Marihuana.

A este artista, que podemos catalogarlo más en el surrealismo que en el arte callejero, le ha llevado poco más de una semana decorar el mural del techo y las paredes, y el proyecto ha salido adelante gracias a la nueva legislación del estado sobre el consumo de cannabis con la intención de “cambiar la vida de las personas que habiten esos entornos a través del color y la forma”.  Además de Okuda también han participado otros artistas como Kenny Scharf, quien se ha encargado de las puertas y la fachada. El propietario de la nueva iglesia también ha querido incluir una pequeña exposición de esculturas y una tienda de arte.

Por lo pronto, la apertura de la primera iglesia Internacional del Cannabis ha supuesto un grandísimo éxito mediático y en tan solo una semana han conseguido cuadruplicar el número de feligreses.