Los videojuegos están a la orden del día y muy a la vanguardia en lo que a entornos online se refiere. Van a la par con las nuevas tecnologías para satisfacer las preferencias de los consumidores o más concretamente los gamers.

En poco más de diez años, los juegos para smartphones han terminado dominando la era de los videojuegos. De hecho, en la era de las apps, los juegos para móviles han alcanzado su madurez con los teléfonos inteligentes convirtiéndose en un sector que atrae tanto a adultos como al público infantil. Cada vez son más las apps disponibles para cada sistema operativo (los más comunes iOS o Android) que permiten divertirse a través de la pantalla táctil de cualquier smartphone tablet.

La invención de los juegos-app cada vez más interactivos, las nuevas tecnologías como la Realidad Virtual o Realidad Aumentada y el aumento de la seguridad online ha hecho que sectores como el de los juegos de azar, que siempre han tenido muchos usuarios registrados, esté viviendo un crecimiento masivo en los últimos años.

La interacción en este tipo de juegos y la posibilidad de vivir un juego real entre usuarios reales tiene un nivel de estimulación mucho más alto para el usuario medio, haciendo que juegos de casino como el blackjackpóker o las tragaperras online encuentren su propia industria y sea, a día de hoy, de las más prometedoras.

El universo ilimitado de juegos que podemos descargar cualquiera de nosotros, en cualquier momento y lugar hace que también las empresas o personas independientes, capaces de crear nuevos escenarios y sistemas de juego, crezcan de una forma significativa. La imaginativa de los desarrolladores llega hasta el punto de permitir que los usuarios puedan
competir directamente con y contra nuestros amigos mediante Wi-fi o Bluetooth, lo que añade un componente motivacional muy alto.

En resumen, las empresas dedicadas al ocio online saben que para recibir un mayor tráfico de visitas en sus plataformas deben adaptarse a los diversos tipos de terminales y, al mismo tiempo, ofrecer una versión móvil de sus contenidos que sea intuitiva, eficiente y rápida. Además, la descarga sencilla de aplicaciones ha supuesto una forma de gancho para llevarnos hasta estos juegos online, que terminan siendo el pasatiempo favorito de cualquier persona.