El consumismo es una de las palabras que mejor definen la sociedad actual. Consumimos a ritmos vertiginosos cualquier cosa, desde la comida a la ropa, hasta la música o el contenido visual.

El gigante del streaming, Netflix, no quiere quedarse atrás y ha anunciado hace dos semanas que está probando una opción de velocidad de reproducción variable en Android. Esta nueva característica permitirá a los usuarios aumentar la velocidad de reproducción en 1.25x o 1.5x o reducirla a 0.5x o 0.75x.

Así que a partir de ahora, esta función tan utilizada por algunas personas en YouTube y otras plataformas, podría acabar estando disponible en Netflix.

Como era de esperar creadores, actores y directores no se han tomado bien esta nueva función, tomándoselo como una falta de respeto hacia su trabajo. Una vez más, parece que para Netflix prima más la cantidad frente a la calidad. Cuanto más tiempo pasemos en su plataforma mejor, da igual lo que consumamos en ella, lo importante es que nos quedemos ahí quietecitos o, bien, dándole al botón de acelerar.

En respuesta a la lluvia de comentarios negativos, Netflix ha aclarado que esta función es solo una de las muchas otras que se están probando, que no estará presente en ordenadores o televisores y que no tiene intención de convertir esta función opcional en un valor predeterminado. ¡Oh, gracias Netflix!

Un portavoz de Netflix explicó a Android Police:

“Siempre estamos experimentando con nuevas formas de ayudar a los miembros a usar Netflix. Esta prueba permite variar la velocidad a la que las personas miran programas en sus móviles. Al igual que con cualquier prueba, es posible que no se convierta en una característica permanente en Netflix “. El portavoz agregó: “No tenemos planes de implementar ninguna de estas pruebas a corto plazo. Y si presentamos estas características para todos en algún momento dependerá de los comentarios que recibamos”.

Para cubrirse las espaldas, Netflix ha hecho referencia a los DVD y VHS, ambos con controles de velocidad de reproducción, lo que defiende que no porque esté la opción todo el mundo vaya a usarla.

¿Es posible que esta vez Netflix le haya dado un poco de más al botón de avanzar rápido?