Luciana Vega es una niña chilena-americana de 11 años, aspirante a ser la primera persona en pisar Marte o, como le gusta llamarlo a la NASA, una de las niñas que forma parte de la ‘Generación a Marte’.

Luciana ha sido también la ganadora del Girl Of The Year 2018 de American Girl, una línea de muñecas lanzada en 1986 por Pleasant Company. Para ello, y por primera vez, la compañía ha creado una muñeca inspirada en Luciana Vega, para fomentar y promover el interés por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, según sus siglas en inglés).

Luciana’s Mars Habitat [Crédito: American Girl]

American Girl es reconocida por su serie de muñecas creadas para servir como inspiración a niñas a la hora de pensar qué quieren ser cuando crezcan. Por ello, este año y, con motivo del premio de Luciana cuyo sueño es ser astronauta, han creado el modelo Luciana, un buen ejemplo de alguien que sueña con alcanzar las estrellas.

Enseñar a trabajar duro, en equipo, conseguir metas y aprender de los errores para alcanzar una meta es lo que la vinculación entre American Girl y la NASA quiere conseguir.

LEGO también ensalza la figura femenina en la ciencia

Pero LEGO, otra de las grandes marcas de juegos, parece haberse adelantado en la celebración del empoderamiento femenino en el campo espacial y servir de inspiración a través de los juguetes, con el lanzamiento de Womens of NASAel pasado mes de octubre, convirtiéndose en unas horas en uno de los juguetes más vendidos de [amazon_textlink asin=’B071W77MBJ’ text=’Amazon’ template=’ProductLink’ store=’rewisor-21′ marketplace=’ES’ link_id=’362190cd-fc4d-11e7-852a-7517d94e1623′].

El set está compuesto por  Sally Ride, la primera mujer americana en viajar al espacio, Mae Jemison, la primera mujer negra en ir al espacio, Margaret Hamilton, responsable y líder del equipo encargado del desarrollo del software utilizado en la misión Apolo 11, y Nancy Grace Roman, una científica que ayudó en la construcción del mítico telescopio espacial Hubble. 

Sin duda, una visión muy diferente de la mujer astronauta que propuso Barbie en 1986 que, curiosamente, 21 años antes había lanzado otra mujer del espacio con un traje mucho más neutro y alejado de estereotipos femeninos. Eso sí, el maquillaje siempre estuvo presente.

Barbie Astronauta (1986)

Barbie Astronauta (1965)

Volviendo a Luciana…

La muñeca y los dos primeros libros en los que se cuenta su historia se estrenaron en año nuevo, y ahora está también disponible el tercer libro, además de un sinfín de accesorios como Luciana’s Mars Habitat, Luciana’s Accesories, Luciana’s Flight Suit, etc.

El primer libro cuenta la historia de Luciana en el Space Camp, donde trabaja en un proyecto de robótica y aprende a pilotar una nave espacial y realizar experimentos en la Estación Espacial Internacional en un entorno simulado. Para documentarse y hacerlo lo más real posible, American Girl trabajó con un consejo asesor del que formaron parte estas cuatro mujeres; la astronauta Megan McArthur Behnken, la ex científica jefa de la NASA Ellen Stofan, la directora ejecutiva y directora ejecutiva del US Space and Rocket Center, Deborah Barnhart y la gerente de alianzas estratégicas de la NASA, Maureen O’Brien.

Megan McArthur, astronauta de la NASA que forma parte de la junta asesora del proyecto dijo;

“Es muy importante encontrar nuevas y emocionantes formas de inspirar a nuestra próxima generación de exploradores espaciales” […] “Siempre quiero alentar a las niñas y niños a perseguir sus sueños, sin importar cuán grandes sean, y creo que ayuda mostrar cómo esos sueños pueden hacerse realidad para cualquier niño”.

Megan McArthur

La historia habla también de la realidad del trabajo, de que no solo hay logros.

“Tenemos un premio en la NASA llamado Fail Smart”, dijo Stofan. “Si haces todo con tanto cuidado que nunca fallas, nunca logras grandes cosas. Si miras la historia de la NASA, cada vez que cometimos un error, no nos hemos dado por vencidos.

“Creo que muchas chicas se intimidan a veces por las carreras de STEM porque piensan que tienen que ser perfectas en matemáticas o en la cima de su clase. Pero lo que realmente necesitas es la determinación, el espíritu de levantarte cuando cometes un error y seguir adelante. Realmente creo que es esa determinación, esa voluntad, la capacidad de volver del fracaso, que son las características más importantes. Espero que las niñas que leen estos libros estén inspiradas en estas historias de fracaso pero persistencia”, añade.

A parte del asesoramiento técnico, la NASA proporcionó imágenes y contenido para una nueva app de American Girl y una nueva web educativa. La aplicación y el sitio web ofrecerán a los niños simulaciones espaciales, pruebas educativas y desafíos.

Luciana [Crédito: NASA/American Girl]

“Queríamos asegurarnos de que lo estábamos haciendo bien, pero también queríamos llamar la atención sobre el hecho de que hay mujeres realmente increíbles en este campo”, dijo Julie Parks, directora de relaciones públicas de American Girl. “Esto es algo que podría pasarle a usted. No es ningún secreto que las mujeres están muy poco representadas en esta área. Necesitamos innovadores fuertes y una amplia gama de pensadores”, añadió.

Regresar a la Luna, pisar Marte y seguir explorando más a fondo nuestro sistema solar implica que la NASA va a necesitar a científicos, ingenieros y astronautas talentosos en el futuro. Por ello, la NASA seguirá trabajando con American Girl y otros en la realización de actividades educativas de alcance público para seguir compartiendo la fascinación por el espacio y promover las carreras de STEM.