Puede que no conozcas Palantir, pero ellos lo saben todo sobre ti. Si eres europeo, puede que no, pero si eres estadounidense o residente en Estados Unidos, no lo dudes.

Palantir es un empresa de minería de datos fundada por Peter Thiel, multimillonario fundador de PayPal, inversor temprano de Facebook y uno de los principales donantes para la campaña de Donald Trump.

Su compañía es líder en ingeniería de datos y combina inteligencia artificial con algunos de los mejores ingenieros y data scientists del mundo. Entre sus clientes están JPMorgan, varios cuerpo de policía de Estados Unidos, Amazon, Facebook y el ICE (el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas por sus siglas en inglés), el brazo armado de Trump en su lucha contra la inmigración ilegal.

El pasado 12 de julio Motherboard compartió unos documentos conseguidos gracias a una solicitud de registros públicos en los que se ve el manual que la compañía envía a la policía para obtener datos íntimos, sin importar si los sujetos son sospechosos o no.

Esta capacidad de catalogar y rastrear a personas desvinculadas de las acciones investigadas es lo que ha llevado a algunos expertos a llamarla una “red de espionaje secundaria”, pudiendo recabar información individual de individuos solo por estar relacionados con los sospechosos.

En los documentos vemos cómo, gracias a Palantir Gotham, el producto de la compañía destinado a cuerpos policiales, estos pueden averiguar detalles minuciosos sobre sus objetivos y, al ser capaz de relacionar a estos con otros sujetos detallando la naturaleza de las relaciones (“compañero de”, “socio de” o incluso “amante de”), espiar a personas sin que hayan aparecido en la lista de sospechosos.

Datos, herramientas y correlaciones

Las entidades a vigilar varían. Pueden ser personas, vehículos, domicilios, grupos o fenómenos meteorológicos a partir de los cuales se pueden empezar a extraer más y más datos.

Con un nombre, la policía puede averiguar la cuenta corriente, el número de teléfono, la dirección, el color de ojos o la altura, peso y fecha de nacimiento de la persona objetivo, extrayendo los datos de fuentes públicas y privadas a las que la compañía tenga acceso.

Gracias al ALPR (Lector de Matrículas Automático por sus siglas en inglés) la policía puede conocer el recorrido de cualquier vehículo gracias a las fotos tomadas en peajes, carreteras y cruces. Usado junto al “histograma”  y el “mapa de calor”, dos herramientas de Palantir, la visualización y análisis de datos se hace aun más exhaustiva.

El primero permite hacer un histórico de la entidad vigilada, pudiendo averiguar su desplazamiento, interacciones con terceros y movimientos en su cuenta bancaria. El mapa de calor muestra con más detalles su ubicación en cada momento.

Con el “ayudante del histograma”, un agente podría ver la frecuencia con la que su objetivo interactúa con un lugar, persona o vehículo e iniciar una investigación paralela, obteniendo de estos los datos necesarios sin salir de la herramienta.

Siguiendo este proceso, cualquier agente puede averiguar donde ha estado un sospechoso y cuánto tiempo ha pasado allí, en cualquier momento del pasado, si su nombre está vinculado a un vehículo. Además puede descubrir y detectar a familiares y socios de los sospechosos y, teóricamente, iniciar una investigación o recopilar datos sobre ellos.

Los detalles sobre el manual de Palantir expuestos por Motherboard muestras detalles sin precedentes sobre la compañía y vuelven a ponerla a ella y a su CEO en el ojo de la polémica sobre el alcance de la vigilancia ciudadana en Estados Unidos.

Datos públicos

Los documentos conseguidos por Motherboard son públicos y han sido compartidos y los puedes ver en Document Cloud.