Según anunció ayer en Twitter la multinacional estadounidense Microsoft, la compañía ha firmado un acuerdo de compra con GE para adquirir el 100% de la energía eólica de su nueva planta eólica de 37 megavatios de Tullahennel (Irlanda). El acuerdo ayudará a apoyar la creciente demanda de servicios de Microsoft Cloud desde Irlanda.

Además de la producción de energía, el proyecto incluye la generación de datos valiosos sobre el almacenamiento de la energía. Cada turbina tendrá una batería integrada y Microsoft y GE realizarán pruebas sobre la forma en que se pueden utilizar estas baterías para recoger y almacenar el exceso de energía y devolverla a la red eléctrica cuando sea necesaria, proporcionando energía más predecible a la red eléctrica irlandesa y cada vez más ecológica. Esto posibilitará mejor la incorporación de fuentes de energía limpia intermitentes como la energía eólica a la red eléctrica irlandesa. Esta será la primera implantación de integración de baterías en turbinas eólicas de Europa para el almacenamiento de energía.

Andrés Isaza, director comercial de GE Renewable Energy, afirmó, “Esta asociación con Microsoft amplía la presencia y la inversión considerables de GE en Irlanda, donde ya tenemos en plantilla más de 1.500 personas, más concretamente en el sector de la energía renovable. El viento representa hoy en día una de las fuentes de electricidad más competitivas del mercado actual y está entusiasmado con la capacidad de utilizar los datos generados en estas turbinas eólicas con la plataforma Predix, para maximizar los resultados y el valor de este proyecto “.

Microsoft también está adquiriendo una licencia de suministro de energía. La licencia de suministro beneficiará tanto a Microsoft como a la red eléctrica de Irlanda, ya que hacer una empresa de la flexibilidad necesaria para crecer y invertir con facilidad en energía renovable en Irlanda en el futuro.

ElectroRoute (propiedad mayoritaria de Mitsubishi Corporation) actuará como proveedor de servicios de comercialización para la empresa de suministro. Además, proporciona servicios de comercialización gestionados para recursos energéticos, proporcionándoles un acceso inmediato a mercados paneuropeos, gestionando en la actualidad más de 700 megavatios.

Una vez que esté operativo, el nuevo proyecto eólico proporcionará el abastecimiento directo global total de Microsoft en proyectos de energía renovable de casi 600 megavatios.

En 2016, Microsoft firmó compromisos de energía limpia para alimentar sus centros de datos e incorporar nuevas fuentes de energía renovables en las comunidades en las que operan.

Afortunadamente son ya muchas multinacionales las que trabajan para conseguir el fin del las emisiones de gases de efecto invernadero, como Walmart, Nike o Ikea, comprometiéndose a que la totalidad de la electricidad que consuman proceda de fuentes renovables, como la iniciativa de The Climate Group.