Hay que admitir que Mark Zuckerberg nos está dejando titulares cada semana desde hace un tiempo. Y no es porque los busquemos nosotros, sino porque lo que está diciendo (allá donde va) es interesante e importante para el negocio y el futuro de la red social más importante de los últimos 10 años.

Pero, ¿qué ha dicho el CEO de Facebook? Pues que la compañía azul se beneficia de la desinformación (vaya, que sorpresa) y que no están a favor de censurar los anuncios políticos en su red social en apoyo a la Primera Enmienda americana, en la cual uno de sus puntos clave es la libertad de expresión. Y sí, esto sería lo normal, el problema es que incluso sabiendo que en esos anuncios lo que se publicase fuese mentira -cosa que está pasando- tampoco harían nada por impedirlo.

Estas declaraciones, que fueron tomadas durante un discurso de Zuckerberg en la Universidad de Georgetown, dicen exactamente que: “Dada la sensibilidad en torno a los anuncios políticos, he considerado si deberíamos dejar de permitirlos por completo en nuestra red social. Y, si bien desde una perspectiva de negocios la controversia vale la pequeña parte de nuestro negocio que constituyen, por el otro lado los anuncios políticos son una parte importante de la voz, especialmente para los candidatos locales, los nuevos desafíos y los grupos de defensa que, de otra manera, podrían no recibir mucha atención de los medios de comunicación”.

El jefe de Facebook aseguró durante su discurso que muchas de las decisiones políticas de la empresa responden a cuestiones morales y no a decisiones políticas y/o empresariales. Por eso mismo Mark no quiere censurar los anuncios políticos de ninguna de sus formas, ya que si los quitaran de su red social los políticos que se verían beneficiados serían, solamente, los que apoye la prensa, ya que los demás pasarían desapercibidos para los medios de comunicación y no podrían hacer llegar su mensaje al pueblo.

Y claro, todas estas declaraciones llegan en un momento muy controvertido para Facebook y para Zuckerberg, ya que ellos se encuentran bajo la lupa del Gobierno americano, el cual está investigando a la compañía por posibles violaciones de la Ley Antimonopolio por parte del Departamento de Justicia. Incluso algunos políticos piden la disolución de la empresa.

Mark Zuckerberg discurso en Georgetown

Y esta medida de deshacer Facebook que tienen políticas como, por ejemplo, Elizabeth Warren, no es debido a que la empresa se haya saltado, según ella, la ley americana en contra de los monopolios, que también, sino porque la compañía de Zuckerberg está dejando que se desinforme a propósito, para lucrarse, y sin importarle la veracidad de las cosas que se publican. Motivo que esgrime la parlamentaria tras ser eliminados de la política de Fact Check de Facebook, únicamente, los anuncios políticos.

Por supuesto Mark Zuckerberg se defendió ante tales acusaciones durante su discurso en Georgetown, asegurando que “no creo que la mayoría de las personas quieran vivir en un mundo en el que sólo se pueden publicar cosas que las compañías de tecnología juzgan 100% ciertas. Creo que deberíamos equivocarnos en este aspecto y estar al lado de una mayor libertad de expresión”.

Cuánto hay de cierto en sus palabras y cuánto hay de marketing no lo sabemos, pero lo que está claro es que estamos ante la gran guerra de nuestro tiempo, la de las grandes tecnológicas frente a los estados y la sociedad. Espero que ganemos nosotros, por nuestro bien.