Uno de los productos más característicos de Apple son los ordenadores. Y pese a que algunos rumores indicaban que pronto podría llegar el final del MacBook Air, todo parece apuntar a que Apple tiene algo planeado.

Parece ser que este mismo año va a presentar una versión mucho más económica que puede ser accesible para más consumidores y así ampliar su número de clientes.

Una de las presentaciones más famosas de Steve Jobs, fue, sin duda alguna, cuando se anunció un nuevo ordenador que abría espacio entre el MacBook y el MacBook Pro: el MacBook Air, un portátil ultra delgado con funciones modestas, pero realmente útil.

Pues bien, tras los rumores que apuntaban a una versión más barata de un Macbook Air pero con mejores componentes, ahora un informe de Digitimes ha apuntado a que el portátil contaría con la calidad de pantalla del Macbook Pro de 13 pulgadas, pero esta vez con pantalla Retina.

El problema del actual MacBook Air es que se ha quedado algo desfasado, ni tiene las ultimas características de hardware, ni tiene el diseño actual de los dispositivos de Apple. Una puesta al día por parte de Apple significaría añadir como mínimo una pantalla Retina y actualizar su procesador y RAM. Según DigiTimes, tendremos estos nuevos portátiles a mediados de año. Al parecer LG Display comenzará a fabricar las pantallas en abril y para que a principios de junio se comience el ensamblaje por parte de los proveedores Quanta Computers y Foxconn.

La información aún está dispersa y no hay nada oficial, pero parece que Apple reducirá el precio de sus nuevos modelos porque MacBook Air es una línea muy consumida por estudiantes, quienes requieren de un equipo sencillo para realizar sus actividades académicas. La compañía de Cupertino es consciente de que el sector es muy competitivo y si continúa lanzando al mercado portátiles tan caros, los consumidores terminarán inclinándose por otras compañías.

Para este MacBook Air posiblemente Apple mantenga su rango de precios actual y el precio de salida sea de 999 dólares (810,69€). Pero por ahora todo es incierto y tendremos que esperar hasta que Apple haga (o no) el anuncio oficial.