No es nuevo que la luz azul daña nuestra vista, lo que sí es nuevo es que ahora sabemos por qué.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Toledo (Ohio) ha descubierto cuál es la causa de la degeneración macular (la principal causa de ceguera) producida por la observación prolongada de la luz azul.

La luz que emite el sol abarca todos los colores del espectro de luz, de infrarrojo a ultravioleta, siendo nuestra mayor fuente de exposición a la luz azul pero, la diferencia clave es que no pasamos tanto tiempo mirando al sol como a las pantallas. La luz azul tiene longitudes de onda más cortas y más energía que otros colores.

Las pantallas de los smartphones, tablets, ordenadores y televisores emiten luz azul y, la mayoría de personas que las usamos, lo hacemos mucho más de lo que deberíamos, tanto de día como de noche. Y de noche, peor.

Cuando miramos directamente a nuestras pantallas en la oscuridad, canalizamos la luz hacia un área muy pequeña dentro de nuestro globo ocular.

“Eso realmente puede intensificar la luz emitida desde el dispositivo muchos muchos veces”, dice Karunarathne. “Cuando tomas una lupa y la sostienes hacia el sol, puedes ver qué tan intensa es la luz en el punto focal. Puedes quemar algo “.

¿Qué es la degeneración macular?

La degeneración macular es, básicamente, la muerte de las células fotorreceptoras de la retina. La principal causa de esta degeneración viene asociada con la edad y es una enfermedad que destruye la agudeza de la visión central. Además, estudios recientes han relacionado la larga exposición a la luz azul con un mayor riesgo de obesidad y algunos cánceres.

El estudio

El experimento consistió en que cuando las células del ojo fueron expuestas directamente a la luz azul -en teoría, imitando lo que sucede cuando miramos el teléfono o la pantalla del ordenador- las ondas de alta intensidad desencadenan una reacción química en las moléculas retinianas del ojo.

La luz azul provoca la oxidación de la retina, creando “especies químicas tóxicas”, según Karunarathne. La retina, energizada por esta particular banda de luz, mata las células fotorreceptoras, que no vuelven a crecer una vez que están dañadas.

“Los fotorreceptores son como el vehículo. La retina es el gas”,

dijo el investigador Ajith Karunarathne en un comunicado de prensa.

“Se necesita un suministro continuo de moléculas de retina si se quiere ver”. “Los fotorreceptores son inútiles sin la retina, que se produce en el ojo”.

Amber Case y el color naranja

La antropóloga cíborg Amber Case, autora del libro Calm Technology y Designing With Sound (2018), lleva años haciendo hincapié en la peligrosidad de la luz azul y nuestra dependencia de ella.

“La luz azul inhibe la producción de melatonina, la hormona que regula nuestros ciclos de sueño”.

Son muchos los oficios que requieren la observación de pantallas durante largos periodos de tiempo, como el de los oficiales militares; cabinas de aviones, submarinos, barcos y otros sistemas militares pero la diferencia clave es que, en todas estas interfaces es el color; muchas pantallas militares son de color rojo oscuro o naranja; colores de bajo impacto, excelentes para turnos nocturnos.

“Podría argumentarse que la persona promedio hoy maneja tanta información con sus dispositivos como un oficial de inteligencia en una situación de guerra.”,

apunta Amber Case.

Azul; ¿el color del futuro?

Para Case, las películas y la televisión han influido notablemente en esta visión del futuro (y cambio real) hacia el estético color azul. 2001: odisea en el espacio, Blade Runner (1982) son dos ejemplos de películas futuristas que mostraron el futuro rodeado de azul.

“En nuestra cultura actual, el azul señala una transición del pasado al presente, del analógico al digital.”

En un artículo publicado en The Fast Company, Case ofrece algunas soluciones para combatir el temido azul de las pantallas de ordenadores, tablets y smartphones. Para Android Twilight, para Mac Flux, una app que cambia el color de la pantalla del ordenador para que coincida con la hora del día y, siguiendo con el ejemplo de Flux, Apple lanzó Night Shift, incorporando las funciones de Flux directamente en el sistema operativo Mac.

Pero en el fondo, un rayo de luz

Volviendo al experimento, lo que descubrieron los investigadores no solo fueron malas noticias. Resulta que el alfa tocoferol, una molécula derivada de la vitamina E, puede prevenir esta muerte celular, con lo que esperan que, gracias a su investigación se encuentre un tratamiento que retrase la degeneración macular.