Austin Russell no es un chico normal, así que te recomiendo que te leas su historia.

Para empezar autodefine su formación como ‘no tradicional’; una forma modesta de decir que es un genio. A los 12 años Intel le patrocinó para que construyera un superordenador; a los 13 decidió perseguir la óptica y la fotónica; a los 18 fue financiado por el co-fundador de PayPal, Peter Thiel, para poder abandonar Stanford y comenzar a construir Luminar Technologies.

El trabajo de Austin Russell consiste en ‘ayudar a los coches a ver mejor’. Los sistemas LiDAR miden la distancia a los objetos con una luz láser pulsante. Han existido durante décadas pero, la mayoría de los coches autónomos siguen utilizando el mismo hardware de hace diez años. Russell dice que esto ocurre porque los desarrolladores han estado “lanzando a ingenieros de software un problema de hardware”. Por ello decidió construir de cero desde el láser a los procesadores.

Su sistema opera en una nueva longitud de onda de luz (1.150 en lugar de 905 nanómetros) por lo que Russell dice que su alcance es hasta diez veces más largo y su resolución es 50 veces mayor que los sistemas más avanzados. Todo es visible, desde las hojas de los árboles y la gente dentro de los autobuses de dos pisos, hasta un hombre que estampa su cigarrillo al lado de la carretera. “Por primera vez, se puede ver en alta resolución donde los objetos están en el paisaje”, dice Russell.

Esto significa que puede ver hasta 200 metros por delante, dando al coche siete segundos más para reaccionar ante un obstáculo cuando se viaja a una velocidad estándar.

Los LiDAR actuales usan un láser separado para cada línea de resolución (“normalmente necesitarían 64 láseres y receptores diferentes”), pero Luminar requiere solo uno para crear un mapa casi en 3D. Así que no solo puede recopilar mejores datos, también es mucho más barato de producir.

“Tenemos como objetivo ayudar a las empresas a reducir drásticamente los fallos o desacoplamientos críticos”, dice Russell. “Este es el primer sensor que cumple con las especificaciones mínimas que nuestros clientes han solicitado, no puede enviar un coche y perder una de cada 100 personas”.

Empresas como Uber y Ford se han comprometido a poner, en 2021, coches autónomos en las carreteras y Russel dice que si van a ser verdaderamente autónomos van a necesitar su tecnología. Tan confiado está de Luminar que dice que, gracias a su tecnología puede acelerar la llegada de coches totalmente automatizados de 5 a 10 años. 

[Vía wired.uk]