Seguro que te has dado cuenta mientras caminas por la calle sin mirar tu smartphone que cada vez hay más hay personas con los ojos clavados en sus teléfonos móviles. El teléfono es un vicio de nuestra época y nuestra adicción ha producido un aumento en atropellos, ya que la gente no mira hacia los dos lados antes de cruzar.

Ilsan, una localidad situada al noroeste de Seúl, Seoul, tiene la tasa de teléfonos inteligentes más altas del mundo y ha instalado luces parpadeantes y rayos láser en un cruce de carreteras para prevenir accidentes a los “zombies de teléfonos inteligentes”. También han integrado una app para alertar directamente a los peatones adictos a los teléfonos que están a punto de entrar en peligro.

“Se han producido un mayor número de accidentes en los cruces de peatones, por lo que estas luces para ‘zombies’ son esenciales para prevenir estos accidentes”, dijo Kim Jong-hoon, investigadora de una universidad local que ayudó a diseñar el sistema.

El Instituto estatal de ingeniería civil y tecnología de construcción de Corea (KICT, por sus siglas en inglés) cree que su sistema de luces parpadeantes en los pasos de cebra puede advertir a peatones y conductores, ya que las luces son tan fuertes que no pasan desapercibidas.

El sistema, que detecta peatones con sensores de radar y cámaras térmicas, advierte a los peatones con proyecciones de rayos láser en el suelo y luces LED parpadeantes. Además, la aplicación que lo acompaña advierte a los “zombies de los teléfonos inteligentes” cada vez que se encienden las luces del paso de peatones con un mensaje que dice “espera, viene un coche”.

Millones de zombies

Según el Pew Research Center, Corea del Sur tiene la tasa de penetración de teléfonos inteligentes más alta del mundo; según los datos del grupo de la primavera de 2018, el 95% de la población posee un teléfono inteligente, en comparación con el 81% en Estados Unidos.

Se intentó hace unos años en los Países Bajos

Bodegraven, una ciudad en los Países Bajos instaló un sistema muy similar. En 2017 instalaron tiras de luces LED en la acera que se sincronizaban con las señales de tráfico y se volvían rojas o verdes en los pasos de peatones. Algunos grupos de seguridad lucharon contra esta nueva tecnología, argumentando que estos dispositivos solo fomentaban el caminar distraído. Pero ahora los casos se han vuelto tan extremos que otras ciudades como la de Corea del Sur ha tenido que ir más allá con la tecnología e implementarlo con más fuerza.

Al igual que conducir distraído, caminar distraído quita la atención de la tarea más importante: llegar vivo a tu destino. Esto, potencialmente, salvará a decenas de millones de Smartphone zombies de los accidentes de tráfico, o tal vez, los llevará aún más a la complacencia. A estas alturas nadie va a quitar el WhatsApp, los juegos, la música y las redes sociales, así que los gobiernos se están anticipando a este tipo de nuevos zombies pensando en nuevas y grandes tecnologías.