Skip to Content

Los taxis autónomos de Mercedes llegarán a Silicon Valley para 2019

Los taxis autónomos de Mercedes llegarán a Silicon Valley para 2019

Parece que los grandes fabricantes de automóviles han tardado algunos años en reconocer que los vehículos autónomos podrían aniquilar su modelo comercial actual (coches conducidos por humanos), pero ahora están avanzando y parece que quieren llegar a conquistar el futuro que se les presenta delante. Pues bien, la empresa matriz de Mercedes-Benz, Daimler, ha dado un cauteloso pero […]

Negocios / 13 julio, 2018 / BY Claudia Ayús

Parece que los grandes fabricantes de automóviles han tardado algunos años en reconocer que los vehículos autónomos podrían aniquilar su modelo comercial actual (coches conducidos por humanos), pero ahora están avanzando y parece que quieren llegar a conquistar el futuro que se les presenta delante.

Pues bien, la empresa matriz de Mercedes-Benz, Daimler, ha dado un cauteloso pero firme paso, ha anunciado planes para lanzar un piloto autónomo para taxis en algún lugar de Silicon Valley, el próximo año.

Es una tarea compleja y por eso han decidido lanzarse a la piscina junto con Bosch, uno de los proveedores de piezas de automoción más grandes del mundo, que además tiene una sólida trayectoria en la construcción de sistemas de seguridad activa y algunos de los sistemas semiautónomos que ahora se utilizan en los automóviles de lujo.

En 5 años estarán circulando por las carreteras

Las dos compañías trabajarán juntas en los sensores que usan estos vehículos para percibir el mundo, y el software que toma las decisiones de conducción. Ambos han manifestado su intención de tenerlos listos en las carreteras en un plazo no superior a cinco años.

Uno de sus escollos era seleccionar la plataforma de computación más adecuada para sus vehículos, dado que este tipo de coches necesitan contar con una bastante potente. Y ya lo han hecho, será la plataforma de Inteligencia Artificial de conducción autónoma Drive Pegasus de Nvidia.

Por ahora, lo único que se sabe sobre su puesta en marcha es que durante la fase de pruebas, los taxis autónomos seguirán únicamente unas cuantas rutas predeterminadas.

Por otra parte, Daimler ha subrayado que gracias a que su filial Mercedes ya lleva un tiempo trabajando en un sistema base que permite la conducción autónoma, han podido avanzar más rápidamente en su camino hacia la creación del taxi autónomo.

Pero esta no es la primera vez que Bosch y Mercedes colaboran, ambos participaron en 1986 en el proyecto Prometheus, que buscaba el desarrollo de un coche autónomo llamado Vita.

¿El problema? No se llegó a comercializar ninguno porque no había competencia. Ahora sin embargo hay varios grupos de fabricantes luchando por ser los primeros en sacar sus modelos a la carretera.