Hoy día parece que la letra está muerta para muchos. Estamos ocupados con nuestras redes sociales y posts de lectura rápida condensando noticias en un par de minutos y pasamos rápidito a otras cosas.

Instagram es una de las redes sociales más usadas en todo el mundo y es por eso que la Biblioteca Pública de Nueva York quiere aprovechar el tirón que tiene entre los jóvenes para fomentar la lectura.

La Biblioteca se asoció con la agencia publicitaria Mother para el lanzamiento de las llamadas InstaNovels que consiste en convertir libros a un formato accesible con el objetivo de que resulte más atractivo para los pequeños y jóvenes.

El futuro de la lectura ya está aquí

Animated GIF - Find & Share on GIPHY

Primero fue el eBook y con el él, el Kindle que hizo nacer al gigante Amazon convirtiéndose en la primera librería digital de la historia. Ahora, a través del proyecto InstaNovels se pretende que los usuarios compartan sus libros favoritos a través de las stories para animar a sus seguidores a leer más.

A través de esta función, los usuarios podrán leer algunos libros como “Alicia en el País de las Maravillas” (el primero de la serie que ya está publicado), “The Yellow Wallpaper” o “The Metamorphosis” (que llegarán en los próximos meses) sin tener que salir de nuestra red social favorita.

 

Los clásicos de la literatura al alcance de todos

Si todavía no te ha quedado claro qué son estas Insta Novels, son versiones de clásicos literarios reconvertidos en novelas gráficas digitales animadas e ilustradas por varios artistas visuales para hacerlas aún más atractivas. Cada insta-novel y los bocetos que la componen están inspirados por el diseño y la disposición del propio texto de la novela, incorporando elementos que reflejan los diseños de la novela.

Después, se suben a Instagram como historias interactivas, cada una con un tiempo adecuado a su texto. Para leerlas, simplemente pondrás el dedo en la pantalla de una Instagram Stories que esté reproduciendo una insta-novela y así pararás la reproducción, para luego pasas digitalmente la hoja. Más sencillo incluso que un ebook, y definitivamente más original.

Esta campaña aprovecha el tiempo que los jóvenes pasan en Instagram para dar en los morros a los haters. Aquellos que opinan que la tecnología hace que perdamos el tiempo y no hagamos buen uso de él, jugueteando con nuestros smartphones en cada rato que nos queda libre.