Los cofundadores de Google son toda una institución dentro del sector tecnológico, ya que siempre han sido la cara más amable de una organización que tiene la suficiente información sobre nosotros como para que nos planteemos ciertas cosas. De carácter afable y siempre con una sonrisa en la cara Larry Page, hasta ahora consejero delegado de Alphabet, y Sergei Brin, presidente de la compañía, han formado parte de la cultura tecnológica, amén de ser responsables de la gran explosión de Silicon Valley en la década de los 90, principios de los 2000.

Pues bien, estas dos instituciones se retiran de sus cargos al frente de Google, y dejan a Sundar Pichai como gran referente y líder indiscutible de la organización. Es decir, el actual CEO se convierte en el mayor responsable de Google y Alphabet, la compañía matriz.

Sundar Pichai ahora presidente y CEO de Google y Alphabet

Pero que nadie se asuste, que Sundar Pichai no es nuevo en la empresa, ya que lleva desde 2004 (ya 15 años) trabajando muy estrechamente con los fundadores de la compañía, ya que ellos siempre han visto al ejecutivo de origen indio como un líder de futuro y una persona en la que poder confiar.

“No hay nadie en quien hayamos confiado más desde que se fundó Alphabet”, aseguraron los cocreadores de la empresa en una carta dirigida a los empleados. Además de asegurar que Pichai “brinda humildad y una profunda pasión” por la tecnología y el futuro de la compañía.

Por su parte (en estas compañías el peloteo es algo muy habitual), el ahora responsable de Alphabet y Google ha dicho que “seguirá trabajando con Page y Brin, y que gracias a ellos tienen una misión eterna, valores perdurables y una cultura de la colaboración y exploración” que les permitirá seguir construyendo una base sólida sobre la que construir el futuro.

Google fundadores abandonan alphabet

Hay que aclarar que, pese a parecer que los dos directivos de Google se retiran, éstos seguirán muy vivos dentro de la organización, ya que la naturaleza accionarial de la compañía les sigue dando poderes como accionistas y miembros de la junta directiva de la compañía.

Brin y Page han dicho en la carta de despidida que: “aunque ha sido un tremendo privilegio estar en la gestión diaria de la empresa durante tanto tiempo, creemos que es hora de asumir el papel de padres orgullosos sin tener que estar discutiendo todos los días”.

Sundar Pichai, que tuvo un papel clave en la creación de Chrome (navegador ahora responsable directo de los grandísimos beneficios que tiene Google actualmente), tiene en sus manos la dirección de una de las mayores empresas del planeta y de una compañía que tiene como lema un clarividente “don’t be evil”. Esperemos que no lo sean.