El equipo detrás de la especial influencer Lil Miquela ha recibido una financiación de 6 millones de dólares de compañías de Silicon Valley.

Desde la semana pasada sabemos que Brud, con sede en Los Ángeles y dirigida por Trevor McFedries, es responsable de la creación de Lil Miquela y otros contemporáneos menos conocidos como Blawko22 y BermudaisBae.

Todo el drama virtual con Miquela comenzó hace unos días cuando los medios informaron que la cuenta de Instagram de Miquela había sido pirateada. Nada más lejos de la realidad, el hackeo fue una estrategia de marketing dirigida por Brud, un drama de realidad virtual diseñado para atraer la atención de los medios y que obviamente, funcionó.

View this post on Instagram

💔

A post shared by Miquela (@lilmiquela) on

La compañía está respaldada por algunos de los nombres más importantes en inversiones de capital de riesgo, como Sequoia Capital, quienes han conseguido alrededor de 6 millones de dólares en su última ronda de financiación. Se rumorea que también hay otros inversionistas muy notables de Silicon Valley y Nueva York en la ronda, como BoxGroup y SV Angel.