El tráfico y la contaminación en las grandes ciudades es un problema que afecta diariamente a millones de personas. Por eso, el estudio de arquitectura Edg (Nueva York) ha propuesto convertir algunas de las principales carreteras de la isla de Manhattan en vías de transporte público para vehículos autónomos.

Esta propuesta reduciría los tiempos entre trayectos, eliminaría CO2 las ciudades y permitiría convertir vías centrales de la capital en enormes jardines urbanos.

El proyecto, llamado Loop NYC, tendría en West Side Highway y FDR Drive carriles de doble dirección para vehículos autónomos que se conectarían a los puentes y túneles para ayudar a manejar el flujo de tráfico entrante.

Las calles de doble dirección; 14, 23, 34, 42, 57, 86 y 110 tendrían carriles exclusivamente reservados para vehículos sin conductor creando un circuito a lo largo y ancho de la isla. Estos vehículos permanecerían separados del tráfico convencional para evitar accidentes. Pasos subterráneos o elevados se construirían para garantizar la seguridad de los peatones.

El estudio calculó que este sistema reduciría el viaje (de ida y vuelta) desde Central Station hasta Lower Manhattan en 29 minutos (pasando de los 40 min. a los 11 min.).

“Esto podría ahorrar al promedio neoyorquino un promedio de 30 minutos en su viaje diario, lo que, a lo largo de toda la vida, daría el retorno de un año completo”, dijo el estudio.

Esta propuesta está centrada en un área ajardinada de 21 kilómetros de longitud que se iniciaría en Battery Park (extremo sur de la isla) y correría por Broadway hasta Union Square donde se dividiría y continuaría hasta Broadway y Park Avenue.

Carriles bici y puentes para peatones se extenderían a través de 81 hectáreas de nuevo parque.

“Al automatizar una parte de la red de tránsito con vehículos sin conductor, abrimos algunas oportunidades realmente cautivadoras para reimaginar la infraestructura, permitiéndonos reclamar tanto Broadway como Park Avenue para crear un parque a lo largo de la isla”, dijo el fundador de Edg y socio gerente John J Meyer.

A la par que la tecnología de vehículos autónomos sigue avanzando los diseñadores y arquitectos diseñan ideas para integrarla en la infraestructura urbana existente.

Edg dice que Loop NYC es “increíblemente implementable” y que “ofrecería un modo de transporte barato, confiable, sostenible e infinitamente expansible”.