Tokyo alcanzó realmente el oro hace unos días cuando los organizadores de las olimpíadas sacaron la noticia de que todas las medallas estarán hechas de metales recolectados de residuos electrónicos reciclados.

Todo empezó en el 2017

Esta idea surgió hace dos años, cuando el comité organizador de Tokio planteó esta innovadora y sostenible idea de la que poca gente se enteró. Pero, ¿por qué nos lo dicen ahora? Pues porque desde hace unos días no sabían si alcanzarían su meta: recolectar una variedad de desechos electrónicos (incluidos smartphones y portátiles viejos) pero surgió un problema.

Recolectando más y más

Empezaron reciclando gadgets de empresas e industrias japonesas locales y, aunque consiguieron muchos necesitaban más. Así fue como decidieron involucrar a la población japonesa. Con su ayuda, en noviembre del 2018, las autoridades municipales ya habían recolectado 47.488 toneladas de dispositivos, ¡y el público entregó otros cinco millones!

Estadísticas vía tokyo2020.org

Ya están casi a punto de alzanzar su meta pero todavía les falta un poco. El comité organizador anunció que si todo va como ha estado yendo hasta ahora, cumplirán sus objetivos: construir las medallas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 utilizando tecnología desechada. La recolección de pequeños dispositivos electrónicos acabará el 31 de marzo de 2019.

A finales de este año, una vez que concluya el programa de reciclaje, el comité olímpico revelará el diseño de las medallas de 2020. Qué buena idea que todos estos gadgets se utilicen para algo tan simbólico y no acaben en la basura, ya que hoy en día todo gira en torno a ellos. ¡Nos vemos en las Olimpíadas!