Google ha anunciado el cierre de su plataforma de red social de Google+ después de una violación de los datos pertenecientes a más de medio millón de usuarios. La noticia, que fue anunciada por primera vez por The Wall Street Journal, cuenta que la compañía expuso datos privados de cientos de miles de usuarios de Google+ desde 2015.

Un fallo en el sistema proporcionó a los desarrolladores externos acceso potencial a los datos privados del perfil de Google+ entre 2015 y marzo de 2018, cuando se resolvió el problema. Google descubrió el error en sus API de Google+ People de marzo de este año, pero optó por no informar a los afectados.

Fuentes oficiales de la empresa aseguran que no avisaron a los usuarios debido a que no tenían pruebas de que su información personal había sido utilizada de manera incorrecta.

Google+

La idea de la tecnológica era que los usuarios se agruparan a través de círculos según sus interese y los grupos de contactos se establecían según los gustos o el tipo de relación, pudiendo escoger los contenidos a compartir con cada una de estas redes.

El fallo permitía a los creadores de aplicaciones conseguir el nombre, la foto de perfil, el correo electrónico, la fecha de nacimiento y el género de medio millón de personas.

¿Consecuencias?

Como era de esperar, las consecuencias no se han hecho esperar y las acciones de Alphabet, matriz de Google, descendieron este lunes un 0,7% en Wall Street, hasta los 1.148 dólares (994 euros al cambio) por acción.

Resultado final

Google ha decidido prescindir de Google+ pero, para tranquilidad de sus usuarios, permitirá que durante 10 meses, hasta finales de agosto, recaben y transfieran sus datos todos aquellos que tengan perfiles en su red. También modificará la política de permisos de las cuentas y limitará el acceso de terceros a los datos de Gmail.