La nueva patente obtenida por Tesla, y lanzada la semana pasada, revela la tecnología detrás de las tejas solares de la compañía.

Desde la adquisición de SolarCity de Tesla en 2016, una compañía fundada por el primo de Elon Musk, las conversaciones acerca de los techos solares han ganado fuerza.

Las células solares están integradas dentro de las teselas y han sido desarrolladas por Panasonic. Con el fin de ocultarlas a la vista de la gente de la calle, sin interrumpir la absorción de los rayos UV, Tesla ha desarrollado un vidrio especial con persianas que se ve opaco desde un determinado ángulo al reflejarse la luz en su superficie. Además de explicar el cristal en detalle, en la solicitud de la patente se describen las diferentes opciones de colores y texturas:

Las tejas solares se colorean de manera diferente cuando se observan desde diferentes ángulos. “Además, con esta construcción, el panel solar puede tener el color de diseño cuando se ve desde el ángulo lateral y un color diferente cuando se ve desde el otro ángulo lateral”, dice la solicitud de la patente.