Intellivision, el fabricante de videojuegos que no sobrevivió a los años 80, está de vuelta y listo para colarse en las casas (y el corazón) de los más nostálgicos.

Las nuevas consolas (cada una con su estilo y objetivos) están anticipándose a la llegada de la nueva generación de maquinitas. Ahora tenemos que añadir a la ecuación a Amico, una consola retro por un lado pero con un sistema de juego moderno para toda la familia. Un nuevo juguete que propone Intellivision de cara a 2020.

Esta joya fue presentada en sociedad el pasado mes de mayo por el creador de Video Games Live, Tommy Tallarico, quien ahora es el presidente de Intellivision Entertainment  y padrino de la nueva consola.

El primer tráiler oficial

Una consola asequible y para toda la familia

Han pasado casi 40 años desde el lanzamiento oficial de la Intellivision Original, pero la Amico de 2020 seguirá el legado ofreciendo el entretenimiento y la experiencia de entonces, adaptándolos a la tecnología actual.

Como aseguran desde la compañía, Amico comparte algunas similitudes con el lanzamiento de la consola retro estándar. Supuestamente, jugará una gran cantidad de títulos clásicos que los jóvenes en los 80 podrán recordar jugando en la TV de su salón de estar.

Títulos de Intellivision como Astrosmash, SNAFU y Utopia están ya online para disfrutar una nueva vida en Amico, al igual que una serie de clásicos de la industria como Pong, Centipede y Super Burgertime. La compañía está prometiendo gráficos actualizados, nuevos niveles y modos multijugador para muchos de los juegos.

Detrás del proyecto se encuentra un equipo compuesto por veteranos de Nintendo, SEGA o Capcom con una dilatada trayectoria profesional. Ellos han estimado que la máquina tendrá un precio de venta al público marcado cuya base empezará en $149 y un máximo de $179, aunque todavía no está fijado de forma oficial.

Los juegos podrán adquirirse de forma digital por precios que irán entre los $2,99 y los $7,99. La consola Amico tendrá varios juegos preinstalados y la tienda online presentará más de 20 videojuegos emblemáticos para descargar, muchos de ellos con contenidos exclusivos.

“Estamos creando una consola que los padres quieran comprar, la mayoría de los juegos que se creaban en consolas en aquellos tiempos estaban diseñados para los más jugones”, afirmaba Tallarico en la Portland Retro Gaming Expo, celebrada el pasado fin de semana.

“Hemos visto un mundo en el que todo el mundo ama los videojuegos y quiere jugar en casa o con amigos, pero para muchos es imposible por culpa de los complejos controles, la complicada jugabilidad o el precio de los títulos y el hardware”, explicaba. “Nuestro objetivo es crear una consola que sea disfrutada por gamers y no gamers por igual”.