Puede que hayas oído que, en los últimos días de campaña, el equipo de Trump le ha prohibido usar su Twitter personal. Obama se burla de la noticia haciendo ver la terrible realidad que se esconde detrás de este nuevo episodio en la que se recordará como una de las carreras presidenciales más delirantes de la política norteamericana.

Éstas son las palabras del actual Presidente al respecto:

“Now, you may have heard that — this was just announced, I just read it, so I can’t confirm it’s true, but — this campaign has taken away his Twitter. In the last two days, they had so little confidence in his self-control, they said ‘We’re just gonna take away your Twitter.’ Now, if somebody can’t handle a Twitter account, they can’t handle the nuclear codes. If somebody starts tweeting at 3 in the morning because SNL made fun of you, you can’t handle the nuclear codes.”

Lo traducimos al castellano para que podamos reírnos acojonarnos hasta el borde la muerte todos juntos:

“Puede que hayáis oído que – esto lo acaban de anunciar, lo he leído, no puedo confirmar que sea cierto, pero – su equipo le ha retirado el Twitter. En los dos últimos días, han perdido tanto la confianza en su auto-control, que han dicho ‘te vamos a quitar el Twitter.’ Si alguien es incapaz de manejar una cuenta de Twitter, no pueden manejar los códigos nucleares. Si alguien empieza a tuitear a las 3 de la mañana porque SNL (Saturday Night Live) se ha burlado de él, no puede manejar los códigos nucleares.”

Aunque Obama pueda estar bromeando, lo que dice es tan incisivo como terrorífico. Recordemos que las encuestas siguen muy parejas entre Trump y Hillary, en parte gracias a las duras críticas contra una candidata que, lejos de ser la favorita del mundo, para muchos es la que menos probabilidades tiene de hacer que el mundo arda (o se derrita) antes de llegar a Semana Santa.

La última semana está siendo difícil para Clinton con Wikileaks llegando a acusarla a ella y a su marido de asesinato, Susan Sarandon negándose a votar a su favor, a pesar de la recomendación de quien fue su candidato preferido, Bernie Sanders, e incluso la de su vagina (sus palabras, no las mías) y Slavoj Zizek, que ha declarado que si fuese norteamericano votaría a Trump porque alberga una esperanza desesperada (otra vez, sus palabras) de que si Trump llega al poder, ambos partidos tendrían que replantearse a sí mismos y supongo que, en su mundo ideal, se darían cuenta de sus errores, corregirían el rumbo y convertirán el mundo en el que vivimos en el País de Nunca Jamás, porque todos sabemos que Trump en el poder va a unir a las multinacionales, los poderes fácticos y los ciudadanos en contra de un enemigo común y viviremos todos en el País de Nunca Jamás.

Si tengo que escuchar el consejo de alguien, creo que el de Obama es el que más cerca está de lo que entiendo por sentido común, pero da igual lo que yo piense. Son los americanos los que decidirán qué será de nosotros esta misma noche.