Si te preguntáramos ¿cuántas veces te has leído los Términos y Condiciones de una página web antes de aceptarlos? Probablemente, la mayoría, diríais que nunca.

Gracias a que aceptamos sus condiciones sin saber cuales son, muchos sitios web y apps recopilan grandes cantidades de datos personales que posteriormente venden a terceros. Pero, ¿Hay alguna forma de saber qué webs los venden sin tener que leer las infinitas y páginas de Términos y Condiciones y entender algo? La respuesta es sí.

Un investigador de EPFL (Ecole Polytechnique Federale de Lausanne) ha liderado el desarrollo de un programa que puede responder a esa pregunta en tan solo unos segundos. ¡¿Y cómo?! Gracias a una Inteligencia Artificial.

Algunas de las cláusulas que no leemos nos sorprenderían si lo hiciéramos, como las que les da derecho a recopilar nuestra dirección de IP, edad, preferencias en línea, etc.

Por ello, y para ayudar a los consumidores indefensos a comprender mejor toda esa información escrita en jerga legal y poder decidir con qué están de acuerdo  y con qué no, un equipo de la Universidad de Wisconsin-Madison y la Universidad de Michigan, han desarrollado un programa llamado Polisis (abreviatura de Privacy Policy Analysis) que utiliza una IA para descifrar las políticas de protección de datos de las páginas web en cuestión de unos pocos segundos. Además, el programa es gratuito como una extensión del navegador (para Chrome of Firefox) o directamente en su sitio web Pribot.org

“Nuestro programa usa gráficos simples y códigos de color para mostrar a los usuarios exactamente cómo se pueden usar sus datos. Por ejemplo, algunos sitios web comparten datos de geolocalización con fines de comercialización, mientras que otros pueden no proteger completamente la información sobre los niños. Tales cláusulas suelen estar enterradas profundamente en sus políticas de protección de datos “, dijo Hamza Harkous, un post-doc que trabaja en el Laboratorio de Sistemas de Información Distribuidos de EPFL y el líder del proyecto.

Un poco de aprendizaje automático

Enseñaron a la IA como separar las políticas de protección de datos de los sitios web, recurriendo a más de 130.000 en línea. Una vez que el texto se introduce en el programa el software recorre en pocos segundos y muestra los resultados en gráficos fáciles de leer, permitiendo ver a simple vista qué datos estaría autorizado a recopilar y con qué propósito. Con esa información, el usuario puede tomar una decisión habiendo sido informado y avisado previamente. Además, el programa muestra qué opciones tendríamos para negarnos a compartir ciertos datos y enumera las posibles desventajas de cada uno.

Pero Polisis no trabaja solo, si no que se ayuda de Pribot, un chatbot en línea donde puedes preguntar (de momento solo en inglés) sobre cualquier cosa relacionada con la política de protección de datos de una web, como por ejemplo si esa web comparte información de tus tarjetas de crédito y obtener una respuesta informativa, pero sin garantía legal por parte de Pribot que, junto con su hermana Polisis resulta extremadamente útil para consumidores, periodistas, investigadores y guardianes de protección de datos.

El equipo ha ido un paso más allá y, en el futuro, el programa se podrá utilizar para otras aplicaciones como el IoT. Así que si estás pensando instalar un objeto conectado en tu casa, quizás querrás asegurarte antes de qué política de protección de datos tiene para proteger toda tu información.

“Queremos mostrar a los consumidores que tienen una opción dándoles las herramientas para evaluar un servicio y seleccionar una alternativa si es necesario”, dice Harkous.

Otro de sus objetivos será desarrollar un sistema de alerta que notifique a los usuarios acerca del uso inesperado de sus datos, y la creación de un sistema para clasificar los servicios de objetos conectados, de acuerdo con sus políticas de protección de datos.