La prima hermana de Huawei, Honor, presentó este martes el Honor 10 en Londres y Rewisor estuvo allí para contártelo.

“La inteligencIA es bella” es el concepto que ha elegido Honor para definir su nuevo buque insignia, aludiendo a la belleza y la inteligencia artificial, reclamos principales del teléfono inteligente que está ya a la venta.

Sin embargo esto ya lo sabíamos. La compañía ya presentó este terminal en su país de origen y explicó de qué era capaz la inteligencia artificial incorporada al teléfono. Nosotros, con él en la redacción, vamos a contaros cómo es manejar este smartphone que comparte muchas características con uno de los teléfonos estrellas de Huawei, el P20, pero con un precio más ajustado.

El Honor 10 ya disponible en Europa

Honor quiere repetir en Europa el éxito del modelo de e-brand que han cosechado en China, donde se han convertido en la primera marca de venta online. Y parece que va por buen camino, el terminal a distancias cortas no decepciona.

Diseño Avant-garde

El diseño tiene un acabado sólido conseguido con 15 capas de vidrio 3D tratadas con nanotecnología. Bajo la pantalla, el terminal integra un sensor de huellas dactilares invisible capaz de reaccionar al tacto a una velocidad casi instantánea. Es el primero en su género y permite acceder a todas las funciones de un sensor físico tradicional, pero sin ocupar espacio ni penalizar el tamaño de la pantalla.

En cuanto al color el Honor 10 se inspira las tonalidades de las auroras boreales, con un acabado que parece cobrar vida propia y se degrada según la luz que lo ilumine. Los modelos Phantom Blue (el de la imagen de portada) y el Phantom Green parecen ser los preferidos por los consumidores. Han sido creados en el Paris Aesthetics Center y son el resultado del esfuerzo y de la creatividad de los ingenieros y diseñadores de Honor, bajo el liderazgo de Pierre Francois Dubois, Honor France experience designer.

Fotografía

En la parte trasera del terminal incorpora un sistema de doble lente que nos recuerda al Huawei P20, pero con sensores de mayor resolución: 16 y 24 megapíxeles, ambas con un buen nivel de apertura de f/1.8.

Por delante, una cámara de 24 megapíxeles con reconocimiento facial nos permitirá hacernos ‘selfies inteligentes‘ y desbloquear el móvil reconociendo más de 100 puntos faciales a precisión de niveles de píxeles. Tiene tal potencia que asegura un efecto bokeh perfecto y captura los rasgos más sutiles de la cara de todos, incluso en un groufie.

Y ahora hablamos de lo más interesante, la cámara cuenta con inteligencia artificial. Podemos activarla con un botón directo en la interfaz a la hora de disparar una fotografía, de igual manera que hacemos para el flash.

Cerramos con las últimas características. Como su batería de 3.400 mAh con carga rápida Super Charge, la presencia de un lector de huellas dactilares con chip NFC asociado, para acceder a los pagos móviles, o sus 153 gramos de peso. Nada mal para un teléfono con 7,7 milímetros de grosor. Pero lo realmente interesante es el precio, ¿cuánto cuesta el Honor 10?

El modelo de 64 GB de memoria está ya disponible por 399€ y el modelo superior, de 128 GB de almacenamiento, sube hasta los 449€.

En resumen, podemos decir que el Honor 10 es sinónimo de ganga, si hablamos de tener un terminal de gama alta con todo tipo de funciones y posibilidades a un precio de gama media-alta. El combo perfecto para los millenials.