Si sois lectores de Rewisor y estáis al día sabréis que Ikea, la compañía de las bolsas FRAKTA, no se pierde una.

Pues bien, en un intento de salvación del planeta, la marca sueca se ha aliado con Space10, un laboratorio de ideas que busca lanzar productos y tendencias más sostenibles.

Las prisas de la vida moderna y la proliferación de restaurantes de comida rápida en cada una de las esquinas de las ciudades, está conduciéndonos a un sobreconsumo de fast food. Un fenómeno contra el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva años alertando. Por eso Ikea, que ya lanzó en 2015 sus albóndigas sin carne, ha decidido replicar los platos de comida rápida más populares pero en versión saludable y sostenible para el planeta, utilizando insectos y vegetales.

Según cuenta Business Insider, algunos de los platos que se van a incorporar incluirán; insectos, carne creada en laboratorios y alimentos cultivados en agua en lugar de tierra. Estos nuevos productos se están probando en el laboratorio de Space10 en Copenhague.

Algunos de los platos del original nuevo menu del Ikea

Bug Burger

Esta hamburguesa lleva remolacha, patatas, chirivía, gusanos comestibles y la larva de escarabajos coleópteros.

Neatballs

Las famosas albóndigas están disponibles en dos tipos: una versión con gusanos comestibles y otra con raíces de vegetales. Se sirven junto a puré de patatas y sus salsas de siempre.

Dogless Hotdog

Este curioso perrito caliente contiene zanahorias baby, ketchup de remolacha, bayas, mostaza con crema de cúrcuma y ensalada de hierbas, junto a un pan hecho de espirulina.

LOKAL Salad

La nueva ensalada del Ikea se hace con vegetales obtenidos en granjas hidropónicas, ofreciendo tres combinaciones diferentes de brotes, hierbas y microplantas.

Microgreen Ice Cream

En cuanto al postre, la marca Sueca ofrece uno realizado con plantas del jardín bajo tierra de IKEA  y 60 gramos de azúcar.

Aunque sentimos decepcionaros con lo que ahora os vamos a desvelar, tal vez la comida rápida de mañana se parezca mucho a lo que ha imaginado Ikea. Y es que todavía se trata de un proyecto de investigación, en desarrollo constante, que puede que nunca llegue a verse directamente en los menús que se ofrecen en sus tiendas.