Vladimir Putin expresó su opinión sobre la inteligencia artificial frente a unos alumnos y Elon Musk ve en sus palabras la antesala de la Tercera Guerra Mundial. 

El Ceo de SpaceX y Tesla es uno de los que más alto ha hablado sobre los riesgos de la inteligencia artificial y estas palabras de Putin no han hecho más que confirmar sus miedos.

La alarma saltó con unas declaraciones el pasado viernes 1 de septiembre compartidas en un post de The Verge. Según Putin la nación líder en IA será “la que gobierne el mundo.”

“La inteligencia artificial es el futuro, no solo de Rusia, sino de la humanidad,” dijo Putin según RT. “Ofrece oportunidades colosales pero también riesgos difíciles de predecir.” Sí, el hombre que cabalga a pecho descubierto al atardecer y practica judo con osos (esto último nos lo hemos inventado) pronunció estas palabras.

Para suavizar terminó diciendo que no ve beneficioso que ninguna nación monopolice la IA y que, al igual que ocurre con las armas nucleares, lo ideal será que quien consiga la tecnología necesaria comparta sus conocimientos para el bien común. A-ha…

La respuesta de Elon Musk

La respuesta del multimillonario sudafricano no se hizo esperar.

“Está empezando…”

“China, Rusia, y pronto todos los países con una ciencia de computación fuerte. La competencia por la superioridad en IA a nivel nacional causa más probable (sic) de Tercera Guerra Mundial en mi opinión.”

Para entender bien a Elon hay que seguir leyendo las respuestas que daba a otros que se sumaron a la conversación en su hilo.

JakeBlue: “Una III Guerra Mundial automatizada. Eso es preocupante…”

Elon Musk: “Puede que no la inicien los líderes nacionales sino una de las IAs si decide que una ataque preventivo es el camino más probable a la victoria.”

En un cierto punto el nivel de alerta de Musk roza la paranoia, aunque no le falte razón cuando advierte del poder de los gobiernos para usurpar la tecnología de cualquier empresa desarrolladora para usarlo en su propio beneficio.

Andrew Kemendo: “Los gobiernos no tienen ni idea de IA, serán las empresas las que construyan un soldado que gane.”

Elon Musk: “Los gobiernos no tienen que seguir las normas habituales. Obtendrán IAs desarrolladas por empresas a punta de pistola si es necesario.”

Medidas de precaución

No es la primera vez ni mucho menos que Elon manifiesta abiertamente sus miedos respecto a la inteligencia artificial. Recientemente creó Neuralink para, en el futuro, permitirnos a los humanos mantenernos al nivel del desarrollo de las inteligencias artificiales que, junto a Hawking, lleva mucho tiempo pidiendo su regulación.

La Unión Europea ya decidió sentarse a discutir el futuro de los robots asesinos y poco a poco se va haciendo más necesario abrir el debate. Aún así algunos expertos creen que la regulación solo frenaría el desarrollo de uno de los sectores más necesarios y económicamente beneficiosos.

La competencia global

Rusia no es uno de los países líderes en IA, estando muy por detrás de Estados Unidos y China, que ya ha advertido que pretende liderar el sector en 2030. Uno de los mayores desarrolladores chinos de IA es Jack Ma, fundador y presidente de Alibaba que ha advertido también de las catastróficas amenazas de la IA.


Según sus propias palabras fue “la primera revolución tecnológica la causante de la Primera Guerra Mundial, la segunda revolución tecnológica la causante de la segunda y ahora estamos viviendo la tercera revolución tecnológica.”

¿Y Corea del Norte?

Para Elon y otros muchos las amenazas de Corea del Norte, dentro de la gravedad, supondrían la extinción del regimen y desgraciadamente un riesgo muy alto para sus habitantes y los de sus países vecinos, pero no es una amenaza global.

La IA en cambio podría desecadenar escenarios imprevisisibles en los que ni siquiera los humanos en el poder tengan la posibilidad de dirigir el rumbo de los acontecimientos. Que por otro lado, con Trump, Putin y Kim Jong Un en el poder, puede que prefiera que mi destino lo decida una Game Boy Color.

Seguiremos informando.