En esta vida hay que revisarse y repasar nuestros actos y nuestros tratos para ver si estamos comportándonos como queríamos y si estamos siendo fieles a nosotros mismos.

Pues bien, al igual que realizamos esa labor introspectiva tan personal, también debemos repasar aquellas cosas que os dijimos y creímos que serían las tendencias que revolucionarían este 2019, ya que incluso los más sabios se equivocan.

En el texto de hoy veremos si aquellas nueve tendencias que creímos de vitales durante este año se han cumplido, aunque ya os avisamos de que no hemos hecho un pleno al 15, pero tampoco hemos estado lejos. Comenzamos:

1. Llegada del 5G

Sin duda en este punto el olfato no nos falló, ya que este 2019 ha sido el año del 5G, con el primer despliegue de esta tecnología en ciertos países de la Unión Europea (como España), en EEUU y otros lugares del primer mundo. Si bien no ha supuesto la revolución que nos vendieron, sí podemos decir que el aterrizaje real del 5G se ha dado durante este año, pese a los problemas de cobertura y a la poca oferta que hay por parte de las operadoras móviles (en España sólo funciona con Vodafone y tan sólo en algunas ciudades).

Si la llegada fue en este 2019, la explosión debería darse en 2020 / 2021 si nuestras predicciones no nos fallan.

2. Cataclismo para los gigantes de las redes sociales

A ver, este punto no sabemos si darlo como acertado o fallado, así que diremos que a medias, porque en el Congreso de los Estados Unidos está teniendo lugar una batalla muy importante que afecta a gigantes de la comunicación y la tecnología, estando Facebook en el ojo del huracán.

Si bien parece que la regulación llegará y que los tiempos van a cambiar para estos gigantes sin patria ni bandera, sin duda las grandes redes sociales siguen sanas y salvas, registrando números increíbles y con una Tik Tok que está arrasando con todo. Si algo podemos decir que este 2019 ha sido monopolizado por Instagram y Tik Tok, la lucha está en lo audiovisual y en lo breve.

3. ¿Explotará la burbuja del influencer marketing?

En su momento hablamos del gran problema actual del tráfico en internet, ya que estaba generado por bots y no por humanos, falseando los números y engrosando el contador de miles de páginas y likes en Instagram. Pero, ¿le ha importado a alguien?

Pues no, en este caso los bots siguen existiendo y siendo responsables de la gran mayoría del tráfico. Lo único positivo es que cada vez -la impresión que tenemos los que vivimos en la red- la vergüenza de tener un millón de seguidores y tan sólo dos comentarios en el post es mayor, por lo que esa práctica ha comenzado a abandonarse por gran parte del público.

A esto hay que sumar el experimento cada vez más extendido de Instagram, que ha quitado el recuento de likes en la mitad de las cuentas de todos los países en los que opera para combatir este fraude (y puede que por algún otro motivo).

Hacer dinero como influencer es más difícil cada día y ganar sumas cuantiosas es prácticamente imposible en lugares como Youtube. La época de los números inflados ha acabado porque internet se ha dado cuenta de que las visitas cada vez tienen menos valor. Los tiempos han cambiado y el influencer marketing está condenado a reinventarse.

4. Diseño ético y tiempo mejor invertido

La importancia del asunto está llegando ya a todas partes, los fabricantes han puesto contadores de tiempo invertido en las apps por defecto, “El enemigo conoce el sistema”, el libro de Marta Peirano, periodista española experta en privacidad y datos ya v por la séptima edición y el termino de la economía de la atención es ya conocido por todos, pero sigue habiendo trabajo por hacer.

2019 ha sido el año de hablar del diseño ético y el uso consciente de nuestros dispositivos y apps, 2020 debería ser el año de empezar a actuar.

5. Alzamiento del radicalismo y la nueva extrema derecha en redes sociales

Aquí lamentamos haber acertado. Sin duda el radicalismo ha aumentado en las redes sociales a un nivel alarmante y la extrema derecha ha sabido aprovechar esa tendencia para vender sus mensajes y sus consignas de una forma efectiva, visceral y basada en las fake news.

Este crecimiento exponencial se puede apreciar de forma clara si miramos la explosión de partidos como VOX, que han pasado de no tener representación en el Congreso en 2018 a acabar con 52 diputados, algo que han conseguido gracias, en parte, a su expansión en redes sociales a través de mensajes simplistas, populistas e incendiarios.

El rotundo éxito del Brexit en Reino Unido nos muestra que, incluso con los mensajes más difíciles de vender, la simpleza de los tuits y las publicaciones en los muros de Facebook ayudan a simplificar y a retorcer la realidad al atonjo de la ultraderecha, propagando sus ideas racistas y excluyentes.

6. El año del podcast

Sí, aquí acertamos, tanto que si no tienes un podcast no eres nadie. Hasta tu vecino del tercero tiene un podcast donde habla de la comunidad de vecinos y se queja de que sacas la basura siempre a última hora.

iTunes, Spotify, iVoox, SoundCloud, Google Podcast… Hay mil aplicaciones y mil servicios que dan cabida a los cientos de miles de podcast que hay en activo en todo el mundo. Eso sí, ninguno como WATTBA.

7. Bendito sea Twitch

Twitch lleva siendo el rey del streaming prácticamente desde que apareció. Por eso Google intentó comprarla a través de Youtube, y por posición dominante en el sector Twitch consiguió aguantar la opa hostil.

Durante este año su gran rival ha sido Mixer, la plataforma de Microsoft que se integra de forma nativa con las consolas Xbox One. En su lucha con Twitch llegaron a fichar a los dos mayores streamers de Twitch (Ninja y Schroud) para conseguir arrastrar con ellos a sus millones de seguidores a su nueva plataforma. Eso sí, funcionó a medias.

Pese a los rivales y a la competencia el último informe de mercado revela que Twitch sigue monopolizando aproximadamente el 80% de todas las emisiones en streaming del mundo, siendo así la líder indiscutible otro año más. Y van…

8. La hegemonía de Netflix

A principios de año pedíamos por una alternativa a Netflix, ya que HBO no estaba a la altura de lo que queríamos y las plataformas de Disney (que aún no ha llegado a España) y Amazon Prime (no está mal, pero le falta nivel) no parecían la competencia que necesitábamos.

Pues bien, parece ser que acertamos, con todo el dolor de nuestro corazón, porque otra vez en este 2019 la plataforma audiovisual vía streaming que ha reinado ha sido Netflix, pese a no contar con lanzamientos súper esperados.

Quitando la tercera temporada de “Stranger Things” por la cual había un hype impresionante, el año lo han salvado joyas algo más desapercibidas como la segunda temporada de “Mind Hunter” o la sorpresa que ha supuesto el reciente estreno de la serie “The Witcher”.

Como decía mi compañero Rodrigo Taramona a principios de año “de no haber verdadera competencia en 2020 todos veremos las mismas series, tendremos los mismos gustos y las mismas ideas políticas, y eso es peligrosísimo culturalmente hablando”.

9. ¿Dará Epic Games otro giro a los eSports?

Epic Games nos ha enseñado acciones de publicidad y marketing como nunca antes habíamos visto (el agujero de Fortnite para el final de la temporada 10 fue increíble), pero no nos han sorprendido en el campo de los eSports, ya que se han centrado en seguir dando contenido a su gallina de los huevos de oro y a su nuevo cliente: la Epic Games Store.

Estas dos cuestiones parece que han absorbido al equipo dirigido por Tim Sweeney, que bastante tiene con ser el juego que más interés levanta entre los jugadores de todo el mundo mientras luchan contra un gigante como es Steam y Valve.

Como veis no hemos estado muy desencaminados, si bien algunas transformaciones o tendencias parece que se están haciendo de rogar. Eso sí, ahora que hemos hecho autocrítica toca echar un vistazo a nuestras predicciones para 2020, ¿creéis que acertaremos?